Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Evite convertirse en víctima de un fraude

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 08 septiembre, 2014



Denuncias sobrepasaron las 1.800

Evite convertirse en víctima de un fraude

Desconfíe de cualquiera que desee saber información de su tarjeta

Hay personas que no confían en el uso de la tecnología por miedo a un fraude financiero. Es claro que Costa Rica no está exento de esta problemática mundial, donde cada año aumentan las denuncias por este delito.
En un momento en el que los costarricenses aumentan sus compras y uso de dispositivos electrónicos por motivos del cierre fiscal y compras de fin de año, es bueno que siga una serie de recomendaciones.
El fraude es un engaño económico que se lleva a cabo con la intención de conseguir un beneficio, donde se pueden ver perjudicadas tanto personas físicas como jurídicas.
Este año las entidades financieras tienen campañas más fuertes de control y para explicar mejor al usuario el uso correcto de la seguridad de su tarjeta de crédito y débito, así como de los componentes digitales.
Ofrecer una serie de consejos que le ayudarán a reconocer los fraudes más comunes, temporadas con mayor riesgo y errores más frecuentes entre los costarricenses, es algo que le beneficiará.
“El fraude puede presentarse en diversos escenarios y es indispensable que aprenda a reconocer cada uno de ellos, como el que se presenta con tarjetas de débito y crédito o redes informáticas”, explica Luis Amador, gerente de Cumplimiento de Banco Lafise.
En algunos casos, los delincuentes se hacen pasar por los titulares de las tarjetas, riesgo que se incrementa cuando se presentan robos o extravíos de plásticos. Otra modalidad es mediante el skimming, proceso que permite duplicar y codificar las tarjetas sin el permiso y conocimiento de sus dueños.
Otro es cuando los delincuentes con amplios conocimientos en computación vulneran los sistemas de información de empresas y bancos a fin de lograr un beneficio económico en perjuicio de una o varias personas.

Sobre este particular es importante que las empresas investiguen e inviertan en medidas de seguridad para sus sistemas a fin de reducir la vulnerabilidad. En el caso de los clientes, es importante que consulten con sus entidades bancarias acerca de los dispositivos de seguridad que ofrecen y sobre su uso correcto.
Otra modalidad es el fraude registral, en la cual los delincuentes a menudo se hacen pasar por los verdaderos dueños de propiedades con el fin de gestionar créditos con garantías hipotecarias.
Esta práctica es más común en sectores informales no regulados, por ejemplo, el de los prestamistas, haciendo que estos últimos sean más vulnerables a este tipo de fraudes.
Tenga cuidado con las compras en Internet, por el uso de “sitios no seguros” en donde los delincuentes se aprovechan para robar la información de las personas, con el fin de realizar luego compras en nombre del verdadero titular de la tarjeta.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR