Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Europa prepara nueva medidas anticrisis

Redacción La República [email protected] | Lunes 03 octubre, 2011



Europa prepara nueva medidas anticrisis
Los líderes europeos han comenzado a centrar su atención en la elaboración de las próximas medidas para frenar la crisis de deuda de la región luego de que los legisladores alemanes aprobaran la ampliación de las facultades del fondo de rescate de la zona euro.
Como la Comisión Europea espera que el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) de $599 mil millones esté en marcha a mediados de octubre, los ministros de economía de la eurozona evaluarán acelerar la creación de un fondo de rescate permanente que ofrezca más capital y una herramienta para hacer frente a las cesaciones de pago.
“No estoy convencido de que este paquete de rescate vaya a ser mínimamente suficiente para la zona euro”, expresó Wilbur Ross, el multimillonario presidente de la firma de capital riesgo WL Ross Co.
“Creo que debería comenzar con una ‘B’, no con una ‘M’, señaló con referencia a los billones en lugar de los miles de millones.
Los funcionarios europeos también estudian medidas que incluyen el apalancamiento del Fondo Europeo, dijo Holger Schmieding, economista principal de Joh. Berenberg Gossler Co. de Londres.
Podría haber “una cesación de pagos ordenada de Grecia en los próximos meses de este año, con un recorte de la deuda griega, una recapitalización inmediata de los bancos griegos, garantías europeas para la deuda griega reestructurada y apoyo fiscal condicional” para Grecia, agregó.
La Cámara Baja del Parlamento de Alemania aprobó, la semana anterior, la facultad de comprar bonos en los mercados secundarios, permitir recapitalizaciones bancarias y ofrecer líneas de crédito preventivas. Los avales de Alemania se elevan de $165 mil millones a $280 mil millones.
La Comisión Europea anunció que el fondo de rescate ampliado estará en vigencia a mediados de octubre.
Las nuevas medidas aprobadas incluyen reabrir el segundo rescate griego acordado en julio para incrementar la contribución de la industria financiera y crear una red de seguridad para los bancos europeos.
La coalición de Angela Merkel, integrada por la Unión Demócrata Cristiana y los Demócratas Libres, consiguió suficientes votos para aprobar los cambios con la fuerza numérica de su mayoría gobernante, por lo que no tuvo que depender de los opositores Demócratas Sociales y Verdes, que de todos modos respaldaron la propuesta.
Merkel, que dirige el país que más aporta a los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal, pasó semanas tratando de convencer a los disidentes de su coalición de apoyar el acuerdo de ampliación del fondo a que llegaron los líderes de la zona euro el 21 de julio.
Quienes más se oponían a la medida eran los miembros del Partido Demócrata Libre, el aliado minoritario de la coalición de Merkel que se había dejado tentar por una postura anti-rescate.
Como de la medidas contra la crisis está la adjudicación de $1.500 millones en bonos a siete años para financiar el programa de ayuda a Portugal e Irlanda.
Del dinero colocado, Irlanda recibirá $700 millones y Portugal $800 millones en préstamos dentro de los programas de ayudas financieras acordados con la Unión Europea. Los dos países recibirán los créditos este 6 de octubre.
Irlanda recibirá a lo largo de tres años $90 mil millones, y Portugal más de $100 mil millones.
El periodo de vencimiento de siete años ha sido elegido por la solicitud de los dos países de ampliar la duración de los préstamos.
Los bonos, que vencerán el 5 de octubre de 2018, pagan un interés del 2,37% y su precio se cerró 15 puntos por encima del "mid-swap", que es el índice de referencia en las transacciones de este tipo.
La emisión fue tuvo una demanda superior a lo colocado y procedió principalmente de Europa (92%), sobre todo de Alemania y Austria (34%).
El 61% de la demanda de inversores proceden de Europa. El Reino Unido, Alemania y los países nórdicos contribuyeron con un 13 %a las suscripciones totales.
Fuera de Europa, Asia fue un inversor dominante con el 27% de las solicitudes, seguida de Oriente Medio (9%) y las Américas (3%).

Berlín