Enviar
Europa pide cambios en instituciones financieras

Líderes europeos del G8 clamaron por más transparencia y colaboración para evitar más crisis

Londres
EFE

Los líderes de los países europeos integrados en el G8 (el Reino Unido, Alemania, Francia e Italia) propusieron ayer en Londres reformar las instituciones financieras globales para que puedan afrontar mejor futuras crisis como la que actualmente afecta a los mercados.
A iniciativa del primer ministro británico, Gordon Brown, ayer se reunieron en la capital británica el presidente de la Comisión Europea (UE), José Manuel Durao Barroso; el presidente francés, Nicolas Sarkozy; la canciller alemana, Angela Merkel; y el dimisionario jefe del Gobierno italiano, Romano Prodi.
Al término de la cumbre en Downing Street, Brown leyó una declaración en la q
ue los gobernantes reclamaban la reforma de los organismos reguladores y supervisores y una mayor transparencia y colaboración entre los países para prevenir más crisis.
“Pedimos una mayor transparencia para garantizar mercados mejor informados”, dijo el “premier” al leer el comunicado conjunto.
Los mercados financieros del mundo se ven afectados actualmente por la llamada crisis de las hipotecas “subprime” o” de alto riesgo en Estados Unidos, en la que los bancos que prestaron dinero a personas con muy bajos ingresos empezaron a acumular impagos y deuda.
Para evitar que crisis puntuales se propaguen por todo el globo, las instituciones financieras como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Foro de Estabilidad Financiera, con sede en Suiza, deben implantar un sistema efectivo de alerta que además obligue a actuar en consecuencia.
Según el grupo de líderes, estos organismos deberían informar de los principales cambios en el sector financiero para garantizar una mayor transparencia sobre sus riesgos y cómo responden los mercados y los reguladores.
Además, señalan en su comunicado, habría que revisar el papel del FMI como supervisor de la estabilidad financiera global.
En su comparecencia ante la prensa, Brown subrayó que la Unión Europea (UE) e
stá bien posicionada para afrontar la actual crisis, aunque deben promoverse medidas que favorezcan la estabilidad.
Los líderes de los países europeos miembros del G8 (los ocho países más industrializados del mundo) coincidieron en que hay que mantener el compromiso con “una economía global abierta”, evitando medidas proteccionistas.
La responsabilidad de gestión del riesgo, afirman, debe corresponder, como hasta ahora, a las entidades financieras y los inversores, pero con el apoyo de marcos reguladores nacionales que colaboren con sus homólogos en otros países.
Los mercados y las instituciones financieras deben ser más transparentes a la hora de intercambiar información sobre el riesgo de determinados productos y las agencias de evaluación de ese riesgo deben evitar conflictos de intereses, afirman los líderes.
Los bancos y entidades financieras deben informar abiertamente de sus cuentas para dar confianza a los mercados y mejorar la gestión del riesgo asociado a la liquidez.
Los gobernantes no descartaron tomar medidas legislativas si los mercados no llevan a cabo los ajustes adecuados.
La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que es importante restaurar la confianza de los ciudadanos en la apertura de los mercados financieros.
Si las instituciones no garantizan la transparencia, habrá que “recurrir a medidas reguladoras”, avisó.
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, recalcó que “si no se quiere volver al proteccionismo, hay que asegurar la transparencia”.
Tras asegurar que en la reunión no se trató del banco francés Société Generale, víctima de un fraude por 4.900 millones de euros, Sarkozy subrayó que hay que promover “un capitalismo que potencie la iniciativa empresarial y no la especulación”.
En declaraciones anteriores a la reunión, Barroso abogó por implantar una mayor coordinación entre bancos centrales, autoridades reguladoras y supervisores de los mercados financieros para prevenir futuras crisis internacionales.
Brown adelantó que las conclusiones de la reunión informal de ayer serán debatidas por los ministros de Finanzas del G8 antes de la cumbre de jefes de Estado del próximo julio en Japón.
Ver comentarios