Logo La República

Lunes, 25 de marzo de 2019



EDITORIAL


Europa impulsará agenda comercial

| Lunes 14 junio, 2010




La Unión Europea es un socio importante para Centroamérica, región en la que Costa Rica es el principal exportador

Europa impulsará agenda comercial

La suscripción del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea es esencial para impulsar la agenda comercial del país.
Este convenio es clave, pues forma parte de la estrategia comercial que busca la optimización de la gestión comercial a través de los tratados de libre comercio.
La Unión Europea es un socio importante para Centroamérica, región en la que Costa Rica es el principal exportador.
El comercio local con Europa creció a un ritmo del 4,5% anual, al pasar de un flujo total de $1.858 millones en 2000 a $2.428 millones en 2009, y con la entrada en vigencia del acuerdo se espera que estos números crezcan cada vez más.
Desde 2001 el comercio con Europa ha mostrado mayor dinamismo, con excepción de 2009 debido a la crisis económica mundial.
El año pasado las exportaciones nacionales hacia la UE superaron los $1.501 millones y las importaciones de bienes sumaron $916 millones. Unos 109 mil empleos en el país están vinculados a la exportación de bienes y servicios al mercado europeo.
Solo en 2009 unas 300 micro, pequeñas y medianas empresas costarricenses enviaron 894 productos distintos a Europa, tales como banano, piña, partes y accesorios para computadoras, café, follajes de plantas, jugo de piña y prótesis, entre otros.
Holanda, Alemania y España son los principales países que invierten en suelo nacional y se centran en áreas de servicios financieros, construcción, energía, transporte y comunicaciones, señaló la Ministra.
Con la entrada en vigencia del acuerdo la región centroamericana logró que el 92% de las líneas arancelarias ingrese con libre comercio inmediato, mientras que le cedió a Europa el 48% bajo el mismo concepto.
Entre los productos que ingresarían al país desde el Viejo Continente con libre arancel inmediato destacan el aceite de oliva, vinos, uvas, manzanas y aceitunas.
Por su parte, la leche evaporada y condensada, peras, cosméticos, whisky, melocotones, maíz dulce y el vodka, tendrán una desgravación paulatina de aranceles que varía entre los tres y diez años.