Europa hará lo que deba para impulsar los aumentos de precios
Las autoridades están evaluando la necesidad de ampliar el programa de flexibilización cuantitativa de 1,1 billón de euros ($1,2 billón) que se inició en marzo o de tomar medidas como llevar la tasa para depósitos aún más abajo de cero. Bloomberg/La República
Enviar

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, preparó el terreno para dar más estímulo en dos semanas al decir que la institución hará lo que sea necesario para alcanzar la meta de inflación rápidamente. El euro cayó.
“Si decidimos que la actual trayectoria de nuestra política no es suficiente para lograr ese objetivo, haremos todo lo que debamos para elevar la inflación lo más rápido posible”, dijo Draghi en un discurso en Frankfurt el viernes.
“Al efectuar nuestra evaluación de los riesgos para la estabilidad de precios, no pasaremos por alto el hecho de que la inflación está baja desde hace un tiempo”.
Las declaraciones de Draghi ponen de relieve la preocupación del BCE por que la tasa de inflación de la zona euro de 19 países, actualmente de 0,1%, caerá aún más respecto de su meta de poco menos de 2% en medio de un alto grado de debilidad económica y de la caída de los precios del petróleo.
Las autoridades están evaluando la necesidad de ampliar el programa de flexibilización cuantitativa de 1,1 billón de euros ($1,2 billón) que se inició en marzo o de tomar medidas como llevar la tasa para depósitos aún más abajo de cero.
El rendimiento de los bonos alemanes a dos años cayó a un mínimo récord de menos 0,38% y el euro sufrió una baja.
“Otro anuncio de estímulo en diciembre es casi una certeza”, señaló Marco Valli, economista jefe de la zona euro de UniCreditSpA en Milán. “‘Haremos lo que debamos’ deja poco margen para la interpretación: si no llegan a la meta, harán más”.
El Consejo de Gobierno del BCE tendrá su próxima reunión de política monetaria en Frankfurt el 3 de diciembre. Si bien Draghi y el miembro del Comité Ejecutivo Peter Praet, economista jefe de la institución, han indicado que habrá más flexibilización, algunos gobernadores expresaron su inquietud.
Ardo Hansson de Estonia, BostjanJazbec de Eslovenia y JensWeidmann de Alemania dieron a entender desde la última reunión que no ven la necesidad de flexibilizar más la política en este momento.
“No veo motivos para hablar mal de las perspectivas económicas y pintar un panorama sombrío”, declaró Weidmann en un discurso en el mismo evento en que participaba Draghi. “Es crucial el hecho de que la caída de los precios del petróleo es más un estímulo económico para la zona euro que un presagio de deflación”.
Praet expresó en una entrevista que tuvo lugar la semana pasada que no tomar medidas en circunstancias de una inflación tan baja pone en peligro la credibilidad del BCE y sostuvo que la caída de los precios del petróleo es cada vez más una señal de debilitamiento de la demanda.


 


 


Ver comentarios