Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Europa golpea primero

Dinia Vargas [email protected] | Sábado 27 septiembre, 2014

Justin Rose y Henrik Stenson son la mejor pareja de la Copa Ryder, tras la primera jornada.Ben Stansall-AFP/La República


Europa golpea primero

El equipo del Viejo Continente remontó durante la tarde a los estadounidenses en la Copa Ryder

Europa se vio obligada a reaccionar luego de que Estados Unidos se adelantara en los duelos de la mañana, y dormirá tras el primer día de la Copa Ryder como líder.
Dos puntos de ventaja tienen ya los europeos tras los primeros ocho juegos que se realizaron de este particular torneo bianual, que enfrenta a la selección estadounidense de golf y la europea.
Sufrió el equipo del Viejo Continente más de la cuenta con los duelos matinales que se jugaron bajo la modalidad de “fourballs” (cada jugador con su bola), donde se vieron superados por los americanos.
A pesar de que el inglés Justin Rose y el sueco Henrik Stenson dieron a Europa el punto inicial al imponerse por 5 y 4 a los estadounidenses Bubba Watson y Webb Simpson en el primer partido del día.
Esta es la pareja más firme de torneo, mandó de principio a fin, sin que los norteamericanos pudieran imponerse en ningún hoyo.
Pero entonces llegó la sorpresa local. Los debutantes norteamericanos, Jordan Spieth y Patrick Reed, se impusieron con la misma superioridad (un claro 5 y 4) al escocés Stephen Gallacher y al inglés Ian Poulter, que solo se apuntaron el hoyo 12.
Poulter, el gran héroe de Europa hace dos años en ese triunfo agónico, dejó de ser un seguro y las dudas aumentan sobre el nivel de su juego.
Pero las malas noticias seguían para los locales, luego de que el danés Thomas Björn y el alemán Martin Kaymer dejaran escapar una ventaja de tres golpes  y vieron cómo Rickie Fowler y Jimmy Walker les empataron en el 18 y repartieron medio punto para cada uno.
Con el empate, todo quedaba en manos de la mejor pareja del torneo, la compuesta por el número uno del mundo y el número tres, el norirlandés Rory McIlroy y el español Sergio García, respectivamente.
Sin embargo los dos se mostraron irreconocibles, fríos, sin encender al público en un día de fuerte viento en el campo escocés de Gleneagles y perdieron el toma y daca con Keegan Bradley y Phil Mickelson, que en el 18 se hicieron con un golpe de ventaja.
Para la tarde, tocó jugar bajo el formato de “foursomes” (golpes alternos), y Europa no esperó mucho para responder.
Logró igualar el marcador 2,5-2,5 en el primer choque, merced del triunfo por uno arriba de otro novato en Ryder, el galés Jamie Donaldson, y el inglés Lee Westwood sobre Jim Furyk y Matt Kuchar. Los europeos llegaron uno arriba al hoyo 18, que también se apuntaron para rubricar el punto.
Después llegó el turno de la imbatible pareja de Stenson y Rose, quienes ahora vencieron a Hunter Mahan y Zack Johnson cuando todavía quedaba un hoyo por jugar.
Atrás de ellos el sufrimiento de McIlroy y García continuaba, llegaron al penúltimo hoyo perdiendo por dos ante Walker y Fowler.
Ambos jugaron mal, muy mal. Pero también son buenos, muy buenos, y terminaron de funcionar en el mejor momento para su equipo. 
Rory con un largo putt ganó el hoyo 17 y alargó el duelo a la última bandera, ahí fue donde García con un tiro perfecto desde la calle terminó en green para empatar la contienda y  robarse medio punto.
Y en el último duelo del día el debutante francés Victor Dubuisson y el norirlandés Graeme Mcdowell derrotaron a Mickelson y Bradley 3 y 2.
Para este sábado se jugará de la misma manera y McIlroy ya no estará con García, su lugar lo ocupará Poulter, la dupla no rindió y Paul McGinley ya aprendió la lección.
Aunque también la aprendió Watson que no prescindirá de la pareja dinamita de Spieth y Reed.
El domingo, jornada final, se jugará con 12 partidos individuales.
 

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR