Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Europa en Venta

Alfredo Puerta [email protected] | Lunes 17 enero, 2011




Europa en Venta…

España y Portugal se han arriesgado al salir al mercado con emisiones de deuda que les permitan lidiar con la fuerte carga financiera que les representa su déficit fiscal.
Estas emisiones se realizaron pese al aumento del costo de financiamiento, que para el caso de España, resultó en 3,68 puntos porcentuales por encima del costo de los bonos del gobierno alemán (que son considerados la referencia de la zona Euro), mientras que para Portugal este costo se ubicó en 3,22 puntos porcentuales.
España colocó en el mercado 2 millones de euros en bonos (alrededor de $2.600 millones), mientras que Portugal colocó 599 millones de euros (cerca de $778 millones).
Lo que resulta interesante de estas emisiones es la renovación de la confianza de los inversionistas.
Estas emisiones son las primeras de un conjunto que las llamadas naciones periféricas estarán realizando durante este mes con el fin de cumplir con los compromisos adquiridos por las ayudas recibidas a principio del año pasado.
Pero como se mencionó anteriormente, lo que indican es que los inversionistas están dispuestos a colocar sus fondos en estos países ya que las cifras económicas parecen indicar una cierta mejoría en la región.
Sin embargo, los analistas de las casas de inversión europeas, han indicado que no se debe cantar victoria y que si bien se incrementó el apetito por mayor riesgo, la raíz principal del riesgo no ha disminuido, por lo que no se debería pensar en salir a colocar todos los fondos en el viejo continente.
No obstante, al estudiar la información de los principales compradores de los bonos antes mencionados, se advierte que los principales creyentes en estos países son sus propios ciudadanos.
En el caso de la emisión española, se colocaron órdenes por 1,25 veces el valor total de la emisión de las cuales el 64% correspondían a españoles, 16% a italianos, 15% de otros países periféricos, y 3% de alemanes. Los compradores no europeos representaron solo el 2,6% del total de las órdenes colocadas.
Los economistas han advertido que el aumento de la confianza en los mercados propios genera resultados muy positivos al crecimiento, esta situación se ha observado en los dos últimos años tanto en el mercado norteamericano como en alemán; los inversionistas han elevado su confianza en la capacidad de recuperación de las economías, aliviando el impacto negativo de la crisis y contribuyendo a generar más recuperación.
Es muy posible que este sea un componente realmente positivo para la recuperación en Europa, sobre todo en esos momentos donde prevalece tanto temor a una recaída y si bien no puede decirse que todo ahora está bien, sí hay ahora motivos para mirar con más detenimiento a los mercados de la zona euro.

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]