Foto 1
Enviar

Europa cierra cumbre con impulso al plan inversiones y preocupación por Este

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) cerraron ayer la cumbre europea con un impulso al plan de inversiones propuesto por la Consejo Europeo y reiterando su preocupación por la situación en Ucrania y en la frontera oriental europea.
El presidente permanente del CE, Donald Tusk, señaló que "el debate ha sido franco, abierto y breve. Nos hemos centrado en los dos retos más importantes de Europa: las inversiones que necesitamos para crecimiento y nuestras fronteras orientales".
"Este ha sido el último ultimo del año y el primero que presido yo", dijo Tusk, que ha conseguido dejar en un solo día un debate previsto para dos jornadas, y con el que ha concluido la presidencia de turno italiana de la UE.
El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, bromeó en la conferencia de prensa final diciendo que "va a ser la primera vez que voy a dormir en mi casa" tras un día de cumbre.
Renzi afirmó que "han sido seis meses muy importantes para Italia. Ahora ya no es solo austeridad, ahora también es crecimiento. El plan que hoy ha presentado el presidente (de la Comisión Europea, Jean-Claude) Juncker es un buen primer paso".
Juncker, por su parte, destacó también que éste ha sido el primer Consejo Europeo al que ha asistido como presidente del Ejecutivo comunitario y que definió como "un momento especial".
"En Europa hay una crisis y no hay inversiones. Queremos recuperar inversiones y para ello hay que movilizar capital público y privado, y en consecuencia emplear a personas y reducir el numero de parados", afirmó el presidente del Ejecutivo comunitario.
El plan de inversiones de la CE busca movilizar inversiones públicas y privadas por 315.000 millones de euros hasta 2017, y para ello pondrá en marcha a mediados del próximo año un fondo de inversiones estratégicas.
El fondo estará dotado con una garantía de 16.000 millones de euros a cargo del presupuesto comunitario -aprovisionados solo con 8.000 millones en especie- y otros 5.000 millones a cargo del Banco Europeo de Inversiones (BEI), así como con las aportaciones directas de los países que deseen participar en él.
Sobre la situación en Ucrania y la crisis con Rusia, Tusk indicó que la "situación es muy dinámica, es cambiante y requiere de respuestas inmediata" y reiteró que los Veintiocho lanzaban "un mensaje potente" de que continuará la asistencia a Ucrania.

EFE

Ver comentarios