Europa busca evitar quiebra de bancos
La banca española es una de las que más rescates han requerido ante las dificultades que han enfrentado por la crisis financiera europea. Bloomberg/La República
Enviar

Berlín dice no oponerse a la creación de este sistema de liquidación pero exige que antes se reforme los tratados comunitarios, un proceso largo y complejo


Europa busca evitar quiebra de bancos

La Comisión Europea (CE) quiere crear una autoridad y un fondo únicos para liquidar los bancos en dificultades, un sistema en el que el propio Ejecutivo asumiría la responsabilidad de "pulsar el botón" y que cuenta con la oposición abierta de Alemania.
El nuevo reglamento propuesto plantea la creación de esta autoridad única que aplicará directamente las reglas de reestructuración y liquidación de bancos europeos a las 6 mil entidades de la zona del euro, y de un fondo de resolución conjunto con aportaciones del sector financiero que alcanzaría en torno a los 55 mil millones de euros en 2025.
"Seguiremos adelante con una gran determinación, sin dejarnos impresionar por las presiones", dijo el comisario europeo de Mercado Interior, Michael Barnier, solo un día después de que el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, advirtiera en la misma capital europea de que Berlín se opone a la propuesta.
"Pido enérgicamente a la Comisión que en su propuesta del mecanismo único de resolución sea muy cuidadosa y se ciña a una interpretación limitada del Tratado", dijo Schäuble.
Berlín dice no oponerse a la creación de este sistema de liquidación pero exige que antes se reforme los tratados comunitarios, un proceso largo y complejo.
Como alternativa, Alemania desea establecer una mayor coordinación entre los responsables nacionales de liquidación bancaria y una "red" de los fondos nacionales de liquidación, en contra del concepto de "caja única" europea defendido por la CE.
Ante estas reticencias, Barnier mostró la disposición del Ejecutivo europeo de aceptar una modificación de los tratados en el futuro "como la CE ha propuesto hace meses y de la que Alemania ha hablado" para "mejorar, precisar y consolidar este sistema", pero sin renunciar a su creación y puesta en marcha, que espera que se produzca en 2015.
Para esto, sería necesario lograr un acuerdo antes de mayo de 2014, momento en el que se agota la actual legislatura europea.
La rapidez es el argumento clave que la CE esgrime para justificar la asunción por su parte de esta nueva responsabilidad, frente a la lentitud de otras instituciones en la toma de decisiones, una cuestión fundamental en la situación de urgencia como la gestión de una bancarrota.
"La CE aprieta el botón porque hace falta que una institución lo haga, y la Comisión por su rapidez y por su experiencia" es la más indicada, según Barnier.
Antes de llegar a ese punto, el Banco Central Europeo (BCE), en calidad de supervisor único de la zona del euro, deberá dar la voz de alarma si detecta que la situación de un banco es insostenible, de modo que la autoridad única de liquidación será la encargada de recomendar a la CE dejar caer a la entidad y el modo en que debe hacerse.
La propuesta establece que la autoridad única, una nueva "piedra angular" dentro de la Unión Bancaria en palabras de Barnier, estará compuesta por las instituciones nacionales responsables de la liquidación de bancos y representantes de la CE y el BCE.
En ella participarán todos los países de la zona del euro, así como aquellos otros Estados miembros que quieran unirse de manera voluntaria, pero las decisiones clave las tomarán un consejo reducido.

Bruselas/EFE

Ver comentarios