Enviar
Euro comenzaría a depreciarse

Analistas internacionales proyectan una pérdida de valor de la moneda, pero para expertos locales, seguirá fortaleciéndose

Betzi Villalobos
[email protected]

Luego de que el euro alcanzara la histórica marca de $1,60 por cada unidad de la moneda europea la semana pasada, los analistas comienzan a especular sobre su comportamiento futuro.
Mientras un análisis de Bloomberg, uno de los proveedores de información económica mundial más importantes, señala que el euro empezaría a depreciarse en el tercer trimestre de 2008, especialistas en mercados internacionales consultados difieren con esta estimación.
Uno de los factores que los hacen opinar diferente es el comportamiento que el euro ha tenido en los últimos meses, mostrando una tendencia sostenida al alza.
“Todo apunta a que la tendencia al alza continuará levemente durante todo 2008. El análisis técnico indica $1,59 por cada euro como primer nivel de resistencia, 1,60 el target y segundo nivel de resistencia, y 1,70 como tercer nivel psicológico de resistencia”, afirmó Rainier Saballos, trader de E*Kapital Asset Management.
A esto se suma que la economía europea ha estado mostrando un comportamiento saludable, con un crecimiento del 3,1% en el primer trimestre y con la tasa de desempleo cayendo al 6,9%, lo que no generaría indicios de cambios, según destacaron los analistas.
A estos factores se une la depreciación del dólar y los altos precios del petróleo que no han mostrado cambios en su tendencia en los últimos meses.
“A pesar de que en este mercado no hay nada seguro, no se vislumbran razones por la cuales el euro pierda el espacio ganado al dólar en cuanto a paridad, soy de la idea de que se mantendrá por encima de $1,50 por un buen tiempo, incluso hacerle algunos toques a $1,60, mientras el petróleo se mantenga por encima de $110 por barril”, afirmó Juan Manuel Tirado, consultor internacional.
Entre los factores que destacan algunos estudios internacionales sobre la eventual depreciación del euro frente al dólar está el tema relacionado con las exportaciones.
El problema radica en que las empresas que registran gran parte de sus ventas en el exterior pueden observar cómo sus bienes y servicios son mucho más caros en los países en los que se utiliza el dólar y otras monedas, por lo que pierden competitividad y ven mermados sus ingresos.
Así por ejemplo, un informe publicado recientemente por Standard & Poor's señala que “una fuerte apreciación del euro contra el dólar supone una amenaza para los negocios europeos, porque según cálculos de los analistas una subida del 10% del euro puede tener un impacto a la baja del 1% sobre las exportaciones y un 0,25% sobre el PIB”.


Ver comentarios