Enviar
Etiqueta también en la oficina
Mantener el celular apagado durante una reunión y no inundar la oficina con su perfume son pautas sencillas para no molestar a los demás

Melissa González
[email protected]

Mantener el orden en el escritorio es una de las reglas que se consideran esenciales, esto como parte de las normas de etiqueta en el centro de trabajo.
Para muchos la etiqueta se aplica en eventos especiales, sin embargo también en la oficina es importante, y para evitar comportamientos mal vistos es mejor que empiece a valorar ciertos consejos.
Entre las recomendaciones generales está no comer en el cubículo o escritorio, esto porque puede generar olores, además puede ocurrir un accidente que afecte sus herramientas de trabajo como manchar papelería o derramar algún líquido en la computadora, comentó Juan Carlos Bonilla, experto en etiqueta y protocolo.
“En las reuniones lo correcto es apagar el celular, si se está esperando una llamada importante se debe comunicar a los asistentes que lo mantendrá en vibración, y esta se debe atender con rapidez”, comentó.
Cuando se atiende a alguien en la oficina lo correcto es saludar de pie y además debe invitar a la otra persona a sentarse en la silla del lado derecho, esto porque se considera un espacio de honor en protocolo.
Vestir apropiadamente es otro aspecto que se debe cuidar, incluso en los llamados “viernes casuales”, ya que esto no significa que pueda lucir como cuando está en su casa un sábado.
El uso del vocabulario también es valorado, aunque usted tenga confianza con ciertos compañeros debe medir las palabras que usa en la oficina.



Tome nota

Gadgets antes que las personas. Christine Pearson, coautor del libro “El costo del mal comportamiento”, dice que la mayoría de las personas considera ofensivo cuando alguien envía mensajes de texto o escribe en la computadora durante una reunión, sin embargo la mayoría de estas personas admitió haberlo hecho alguna vez.

Comida olorosa. Nadie debería darse cuenta que usted va a comer palomitas, algo inevitable si las hace en el microondas de su empresa a las 3 p.m.

Mantener una reunión en el vestíbulo. Puede que usted se sienta con suerte al preguntarle a algún compañero sobre algún tema específico, pero tenga presente que todos tienen trabajo y puede que no sea el momento oportuno de abordarlo.

No reconocer el trabajo de un colega. Ignorar el esfuerzo de los demás es una receta para el resentimiento.

Tomarlo personal. Firmar los correos con las iniciales de su nombre está bien si están dirigidos a su esposo o mejor amigo, pero no al CEO.

Bañarse en perfume. Sus compañeros no deberían darse cuenta de que usted está en la oficina simplemente al dar un respiro.

Ropa muy informal. No importa si usted debe interactuar con una pantalla durante el día, eso no justifica que use “leggings” o camisetas en el trabajo.

Fuente: Forbes
Ver comentarios