Enviar
ETA reaparece tras revés judicial

• Atentado surge luego de que Tribunal Supremo ilegalizara al Partido Acción Nacionalista Vasca

Bilbao
EFE

La banda terrorista ETA reapareció ayer con la explosión de dos coches bomba en el País Vasco (norte de España), en respuesta a las nuevas medidas judiciales adoptadas esta semana contra su entorno político y social.
Los atentados, que causaron diez heridos leves, fueron cometidos contra las oficinas centrales de un grupo bancario en Vitoria (capital de la región del País Vasco) y contra una comisaría de la Ertzaintza, la policía regional, en la localidad de Ondarroa.
El primer vehículo bomba estalló hacia la medianoche sin causar heridos junto a la sede bancaria poco después de que así lo avisase una llamada en nombre de ETA, algo que no ocurrió en el caso de la explosión frente a la comisaría.
Ambos carros estaban cargados con unos 100 kilos de explosivos, por lo que causaron grandes destrozos materiales.
Un agente de la Ertzaintza y una joven de 15 años son los dos únicos heridos por la explosión en Ondarroa que permanecen ingresados, según fuentes hospitalarias.
Los atentados fueron cometidos al final de una sema
na en la que el entorno político y social de ETA, grupo terrorista que ha asesinado a más de 850 personas desde 1968 en su búsqueda de un Estado vasco independiente, sufrió dos importantes golpes.
El martes, el Tribunal Supremo ilegalizó el partido Acción Nacionalista Vasca (ANV) por considerar que cedió sus candidaturas en los ayuntamientos del País Vasco a Batasuna, coalición ilegalizada en 2003 por ser considerada el brazo político de ETA.
Un día después, la Audiencia Nacional española condenó a penas de entre 8 y 10 años de cárcel a 21 dirigentes de Gestoras Pro Amnistía, un grupo de apoyo de los presos de ETA y sus familias, por considerar que también forman parte del entramado terrorista.
Los atentados de ayer fueron condenados por todas las fuerzas políticas españolas, que hicieron un llamamiento a favor de la unidad de los partidos democráticos en contra del terrorismo.
José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno, aseguró durante un mitin del Partido Socialista (PSOE) que el Estado democrático “no retrocederá ni un milímetro” ante ETA y que serán los violentos quienes retrocederán, porque su destino es la cárcel.
Zapatero inició su intervención hablando de lo que consideró el problema “más serio” que tiene España y expresó su “repulsa” y “desprecio” por los dos atentados.
El jefe del ejecutivo recibió el respaldo del líder de
la oposición, el conservador Mariano Rajoy, quien dijo que el Partido Popular (PP) va a “estar detrás” del Gobierno para derrotar a ETA.
Rajoy, que en la pasada legislatura atacó a Rodríguez Zapatero por entablar un diálogo fallido con ETA en busca de un final de la violencia, subrayó que los “experimentos” son inútiles frente a los violentos y sólo sirven para retrasar el final del terrorismo.
Desde el País Vasco, la fuerza mayoritaria y socio principal del Gobierno regional, el Partido Nacionalista Vasco (PNV), declaró que las bombas son una evidencia del “mensaje de liberación nacional” que tienen los etarras para la sociedad vasca.
El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, acudió a la comisaría de Ondarroa y dijo que los destrozos causados por el coche-bomba son “la imagen de lo que podía haber sido una masacre”.
"El PNV no se va a resignar a pensar que la política vasca y la convivencia esté basada en una dinámica de acción-reacción, porque el anhelo de la sociedad vasca es llegar a vivir en paz y a vivir políticamente de una manera normalizada”, añadió.
La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) también condenó los atentados y advirtió de que estas acciones forman parte de una “escalada de presión y rearme” por parte de la banda terrorista.
La AVT destacó que pese a la desarticulación el pasado mes de julio de la estructura que ETA tenía en la provincia vasca de Vizcaya, el grupo terrorista ha demostrado que no es una “banda terminal” y puede seguir atentando y asesinando.
“Esperamos que este nuevo atentado de ETA haga reflexionar a los políticos que consideran que se puede seguir dialogando con los terroristas”, subrayó la AVT.
Ver comentarios