Enviar
Embarazos indeseados podrían llegar a los 27 mil por año en el país
Estudio muestra debilidad en uso de anticonceptivos

• Adjudican causas a mala educación sexual
• Dato es irreal y se utiliza para destinar más recursos a campañas anticonceptivas, señala asociación pro vida

Pablo Mora
pmora@larepublica.net

Uno de cada tres seres humanos en estado prenatal nunca verá la luz del sol en Costa Rica. La razón: sus madres deciden utilizar la muerte inducida del feto.
La cifra se desprende de un reciente estudio financiado por un fondo pro aborto.
Esta estadística reconoce que las campañas que favorecen uso de anticonceptivos y educación sexual extendidas por décadas muestran su ineficiencia, ya sea debido al desinterés en su aplicación o a ignorancia.
Pese a que la investigación sugiere el uso de anticonceptivos para prevenir abortos, los funcionarios de salud entrevistados por el propio estudio aseguran que un 51% de las mujeres con embarazos indeseados utilizó el condón en el momento de la concepción. Además, un 17% de ellas habría utilizado pastillas anticonceptivas.
El número de 27 mil muertes de fetos por año que sugiere el texto se tomó de datos de los registros médicos de los centros de salud ubicados en todo el país y de “percepciones” de profesionales relacionados con la obstetricia o la ginecología, tal como explicó Cristian Gómez, autor del estudio e investigador de la Asociación Demográfica Costarricense (ADC).
Los investigadores utilizan una fórmula para inferir la cantidad de muertes inducidas. Para ello consideran un 70% de las consultas atendidas de aborto, es decir 8.086, cifra que se multiplica por 3,37 (coeficiente tomado de una ecuación empleada por el Instituto Allan Guttmacher).
Ese dato es puesto en duda debido a la falta de un fundamento científico rotundo y a la necesidad de mayores recursos para la difusión del uso de métodos anticonceptivos “fiables” destinados a la ADC, señaló Alejandro Leal, director de la Asociación para la Defensa de la Vida.
“Es un estimado. No puede considerarse como una investigación científica incuestionable. Yo ocupo una prueba de que hubo realmente más de 11.600 abortos en 2007 y tampoco entiendo de donde sacan el 3,37 del factor multiplicador. Una afirmación de este tipo es como un dogma, pero en ciencia no se habla así, esto no es religión”, criticó Leal.
Las mujeres solteras de edades entre los 20 y los 24 años, con secundaria completa, residentes en ciudades y sin hijos son las que más recurren al aborto inducido, explica la investigación.
“Es claro que ninguna mujer quiere abortar. Nadie queda encinta para que uno o dos meses después tenga que practicarse un procedimiento de este tipo. Aquí el tema son los embarazos indeseados y el culpable es el Estado por no brindar una educación sexual moderna y no tener métodos anticonceptivos al alcance de la población”, explicó Gómez.
El estudio señala una cifra alarmante. Actualmente, se estima que un 46% de los embarazos en el mundo es terminado con la muerte del feto.
Ver comentarios