Estudio de las tarifas de telefonía celular en Centroamérica
Enviar
Estudio de las tarifas de telefonía celular en Centroamérica


Me ha motivado a escribir este artículo la reciente noticia (publicada por LA REPUBLICA) de Carlos Jesús Mora, sobre el interés de los operadores celulares establecidos en países centroamericanos para incursionar en el mercado de la telefonía móvil nacional, aprovechando su apertura todavía en trámite de aprobación legislativa. En dicho artículo se incluyó un estudio de CID Gallup de las tarifas vigentes en Centroamérica, que lastimosamente no reflejan la amplia y compleja gama de tarifas o precios por minuto que actualmente se pagan en esos países.
Para realizar un análisis comparativo de las tarifas vigentes en Centroamérica, es necesario comenzar por el estudio de las que pagamos en Costa Rica. Nuestra tarifa básica, incluyendo el impuesto de ventas es de $0,11/minuto para los primeros 60, y de ¢34 o $0,068 para los minutos en exceso a tarifa plena y de ¢25 o $0,052 para los de tarifa reducida u horas no laborales. Si consideramos que el promedio de consumo por usuario es de 180 minutos, el costo promedio que pagamos es de $0,08 —ocho centavos de dólar el minuto.
Una tarifa muy similar a la anterior, es la más reciente de ocho centavos de dólar el minuto que ofrece la marca Movistar, uno de los operadores centroamericanos. Adicionalmente y a manera de promoción para efectos de máxima afiliación a esa tarifa, se le ofrece al abonado el incentivo extra de poder hacer llamadas gratis durante todo un año al número especial que el abonado desee.
Otra tarifa reducida similar a la nuestra también es ofrecida por Movistar bajo el plan “parrandero” y consiste en el cobro de $0,05/minuto para las horas no laborales.
Una tarifa inferior al promedio nuestro es ofrecida por las empresas TIGO y DIGICEL y consiste en el cobro de $0,07/min para un plan de consumo mínimo de $10 mensuales equivalentes a 143 minutos de habla. DIGICEL incluso llega a ofrecer todas las llamadas nocturnas gratis previo requisito de consumo de tres minutos en horas diurnas.
Utilizando planes de prepago, el abonado salvadoreño paga la tarifa plana de $0,15 minuto. Esta, bajo un simple análisis, es el doble de nuestro promedio, pero no le exige al abonado el pago de una tarifa mínima mensual para mantener su celular recibiendo llamadas y el derecho a la portabilidad del número. Cada quincena se ofrecen descuentos de hasta tres minutos por el mismo costo, de manera que al aprovecharse la promoción, el abonado solo paga $0,05 por minuto de llamada, el mismo costo de una llamada tica en horas nocturnas.
Una ventaja innegable en el mercado de la telefonía celular en apertura y en un modelo de amplia competencia, no es necesariamente en tarifas sino en la inmediata disponibilidad del servicio y en el bajo costo de adquisición de la línea y del aparato celular. Existen promociones para cambiar de operador, mediante la cual se ofrece el “chip con el número” a solo $1,99 con un bono adicional consistente en $10 gratis para utilizarlo en cualquier tipo de llamadas.
De un estudio más detallado de las tarifas publicadas por los operadores privados de Centroamérica, nos encontramos que por los efectos de la competencia, las tarifas vigentes siempre están en permanente promoción y con una clara tendencia a la baja. El operador que desee incursionar en nuestro mercado solo tiene la alternativa de capturar clientes mediante mejor tarifa que la que ya tenemos u ofrecerla con mejores ventajas de cobertura o de calidad de voz. No tendría sentido alguno ofrecer tarifas más altas que las actuales, a no ser que incluyan acceso a Internet como ya lo permiten las tecnologías de tercera generación en actual despliegue e instalación en países centroamericanos.


Ricardo Trujillo Molina
Master en Telecomunicaciones


Ver comentarios