Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Estrategias verdes

| Martes 10 marzo, 2009



Estrategias verdes


Después de una larga espera, todo parece indicar que esta semana por fin entrará en vigencia la exoneración tributaria para vehículos amigables con el ambiente.
La intención es promover la compra de automóviles que afecten menos el medio ambiente, de modo que poco a poco los costarricenses vayamos notando un cambio en las carreteras que nos lleve a un menor nivel de contaminación ambiental y de paso una menor dependencia de los hidrocarburos.
El plan es del todo aceptable. Representa un paso más en una estrategia–país sobre la cual LA REPUBLICA ha venido insistiendo desde hace años: la necesidad de cambiar culturalmente hacia una metodología de vida verde, más amigable con la naturaleza.
La exoneración tributaria a vehículos menos contaminantes es solo un paso, un buen ejemplo de la dirección en la cual se debe trabajar.
Días atrás también dimos a conocer la noticia de una empresa extranjera que se instaló en el país y que negocia con condominios, centros comerciales y otras empresas, la recolección de sus desechos, permitiendo la concepción de una lucha común en pequeños núcleos de personas a través del reciclaje, y —de paso— generando ingresos y fuentes de empleo.
Este tipo de ejemplos son los que el país debe apoyar decididamente y que debería imitar con mayor vehemencia.
El siguiente paso corresponde darlo a los gobiernos locales. Ellos tendrían que apostar por convertirse en verdaderas empresas comunales promotoras del desarrollo de políticas verdes, empezando por la recolección de desechos, generando ganancias extra para la comunidad y procurando más salud y bienestar a sus vecinos.
No es una idea nueva. Otras naciones más desarrolladas aplican con buen suceso esta fórmula. En algunas ciudades han logrado transformar toda la basura en gas para las comunidades, con lo cual se logra un negocio redondo para los habitantes y para gobiernos locales.
Hasta que no aprendamos esta lección de eficiencia, el país no podrá convertirse en una verdadera potencia verde.