Enviar
Fernando Berrocal, ex ministro de Seguridad y precandidato a la Presidencia por el PLN, asegura que dará la lucha contra “el arismo” en la convención de la agrupación verdiblanca
“Esto es una pelea como la de David contra Goliat”

• Aspirante dice liderar “la insurrección” que se está levantando en el partido liberacionista

Carlos Jesús Mora
[email protected]

El lugar pactado para la entrevista fue su bufete ubicado en el Boulevard de Rohrmoser, a 50 metros de la casa del presidente Oscar Arias y su hermano Rodrigo, con quienes reconoció haber perdido relación.
Fernando Berrocal, ex ministro de Seguridad Pública y precandidato presidencial por el Partido Liberación Nacional (PLN), conversó con LA REPUBLICA sobre sus pretensiones políticas y auguró una fuerte pelea entre los aspirantes de la agrupación verdiblanca.

¿Cómo ve el panorama electoral que se empieza a dibujar en el PLN?
Yo estoy convencido de que el PLN no las tiene todas consigo, que el gobierno está muy desgastado, y sea cual sea el candidato va a tener que lidiar con esto.

¿Usted tiene la madurez política para ser el próximo presidente de Costa Rica?
Sí, estoy muy seguro de eso. Estoy calificado intelectualmente, soy abogado, periodista y tengo formación económica.
Asimismo, tengo experiencia en la función pública y además de ministro de Seguridad fui ministro de la Presidencia y embajador en la Organización de Naciones Unidas.

¿Cómo se va a vender usted ante la población?
La campaña aún no ha empezado, pero voy a incidir en medios, eso cuesta dinero y hay que buscar el momento exacto para hacerlo. Mi dimensión de trabajo son las bases, para eso ya estoy recorriendo el país.
Esto es una pelea como la de David contra Goliat, pero voy a dar la lucha al mejor estilo de los tiempos bíblicos.

¿Cuánto le puede afectar la imagen de ministro destituido?
En lo más mínimo. El desgaste de este gobierno se dio tras mi salida.
El gobierno de don Oscar se desplomó a partir de abril cuando yo me fui, mi destitución fue muy mal valorada por la opinión pública, pues junto con mi equipo estaba dando la lucha contra el narcotráfico y trabajando por la seguridad pública.
Además la gente aún no entiende cómo se me separó del cargo 24 horas antes de que diera una comparecencia en el Congreso sobre el caso de las FARC.

¿Ya tiene una visión de gobierno?
Sí, y es muy distinta al gobierno de Oscar Arias, en esta administración todo el poder está concentrado en la Casa Presidencial.
Rodrigo Arias ahí tiene todo el margen de control. Yo no voy con eso, yo creo en una visión de gobierno con ministros fuertes, donde se debata y se pueda opinar.

¿Cuál es su relación con los hermanos Arias?
Tengo un gran respeto por el presidente Oscar Arias, tengo en estima su capacidad intelectual.
Hemos perdido contacto.
Con el que no me pude entender mucho fue con Rodrigo, seis meses antes de mi salida ya teníamos muchas diferencias de opinión. Yo soy una persona con derechos y personalidad propia, y me sentía con derecho a disentir con este gobierno en aspectos que no estaba de acuerdo y a él no le gustó esto.

¿Le hubiera gustado contar con el apoyo del arismo para su proyecto presidencial?
(Silencio) Yo insisto que el arismo es una fuerza importante, pero estoy seguro que mucha gente que apoyó la candidatura de Oscar Arias ahora me va a respaldar.
Oscar Arias no es un caudillo en el PLN, es solo un dirigente fuerte.
El arismo no es todo el PLN, este partido es más que la Casa Presidencial y esa tendencia.

Pocos días después de su salida, usted dijo que a lo interno del PLN vendría una insurrección. ¿Usted la lidera?
Sí, yo la lidero al 100%.

¿En qué consiste esa insurrección?
Busco que se vuelva a la socialdemocracia, yo fui quien redactó el Plan de gobierno de Oscar Arias, este plan era bien balanceado, pero solo hubo dos temas que lideraron la agenda del gobierno, el Cafta y la seguridad, esta última labor que me tocó a mí.

¿Cuál sector del PLN es su base?
La socialdemocracia, por supuesto.

Ya usted no tiene ninguna prohibición para hablar de materia electoral. ¿Qué piensa de sus virtuales contrincantes a lo interno del PLN? Empecemos por la vicepresidenta Laura Chinchilla.
Tengo una muy buena opinión de ella y de su trabajo. Creo que ella tiene que dar signos de independencia, de personalidad propia y liderazgo propio.

¿Johnny Araya?
Lo conozco menos que a su hermano Rolando, pero también tengo una buena opinión de él y su trabajo.

¿Guillermo Zúñiga?
No me cabe la menor duda que es el mejor ministro de Hacienda de este país, solo lo puedo comparar con Porfirio Morera.

¿Antonio Alvarez?
Toño es un hombre muy capaz, pero cometió un grave error, salirse del PLN. Si él no se hubiera salido del partido no me cabe la menor duda de que hoy sería el candidato del partido. Por ese error hoy no lo veo en el cuadro de la contienda.

¿Quiénes apoyan este proyecto presidencial suyo?
Cuando salí del gobierno integré mi equipo de trabajo de campaña, que está constituido por personas de gran trayectoria y respeto.
Solo por citar algunos, conmigo está José Zagler, ex tesorero del PLN y tesorero de campaña de José María Figueres y José Miguel Corrales. También me acompaña Rodolfo Silva, ex ministro de Obras Públicas, y Moisés Fachler.

¿Cuáles son sus fuentes de financiamiento?
En esta etapa aún no hay controles del Tribunal Supremo de Elecciones, pero vamos a respetar todos sus reglamentos una vez que empecemos nuestra campaña oficial.
De momento cuento con el apoyo de mis amigos y mi familia.

Las últimas encuestas le dan la ventaja a Laura Chinchilla y Johnny Araya. Usted tiene una aceptación del 3%, es decir está dentro del margen de error, ¿cómo va a revertir esto?
Nunca me baso en las encuestas, además aún no empezamos la campaña. Yo de momento me siento satisfecho con la aceptación de la gente en mis giras.

¿Qué le dice la gente?
Me muestran su aprecio, su cariño y me dicen que están conmigo. Y he recorrido zonas como Quepos, Parrita y Garabito.
Ver comentarios