Enviar
Estímulo creó hasta 1,6 millones de empleos en EE.UU.
A pesar del esfuerzo por $787 mil millones, aún más de 15 millones de estadounidenses están desempleados

Bloomberg

El paquete de estímulo económico del presidente Barack Obama ha generado entre 600 mil y 1,6 millones de empleos, según un nuevo informe gubernamental que probablemente se convierta en materia de debates sobre esfuerzos adicionales para combatir el desempleo.
La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por su siglas en inglés), un organismo independiente, dijo que el paquete de estímulo de $787 mil millones aprobado en febrero redujo la tasa de desempleo entre un 0,3% y un 0,9%.
Ello da impulso al Gobierno, que enfrentó renovadas interrogantes el mes pasado sobre cuántos empleos ha producido el estímulo después de que la Oficina de Contabilidad del Gobierno (GAO, por su siglas en inglés) dijo que encontró problemas “significativos” con los datos de la Casa Blanca. El Gobierno ha calculado que el estímulo creó o salvó unos 640,3 mil empleos hasta octubre.
El informe del CBO “no deja duda de que la economía estaría en peor estado si no se hubiera implementado la ley de recuperación”, dijo el presidente de la Comisión de Educación y Trabajo de la Cámara de Representantes, George Miller, demócrata de California, quien agregó que “a la vez que el Gobierno de Obama y el Congreso continúan explorando estrategias adicionales para crear empleos y cimentar el crecimiento económico de largo plazo, es crucial reconocer el progreso que ya se ha hecho”.
La Casa Blanca convino una “cumbre de empleos” el 3 de diciembre con el objetivo de debatir medidas adicionales para reducir una tasa de desempleo que llegó a un 10,2% en octubre, el máximo nivel desde 1983. Más de 15 millones de estadounidenses están desempleados, y 7 millones de empleos se han perdido desde que comenzó la recesión en diciembre de 2007.
El Gobierno, al impulsar la aprobación de la medida de estímulo, dijo que salvaría o crearía 3,5 millones de empleos para septiembre de 2010.
La GAO, en su informe del mes pasado, dijo que errores de cómputos de entidades que recibían financiación por el paquete de estímulo habían creado incoherencias que dificultaban medir la fidelidad de los cálculos del Gobierno sobre los efectos de las medidas.
La CBO dijo que la cantidad de 640,3 mil empleos de la Casa Blanca subestimaba el número de puestos de trabajo creados o salvados porque solamente incluía informes de entidades que reciben fondos, contratos o préstamos federales por medio del paquete de estímulo.
No se tomaron en cuenta los empleos creados indirectamente por medio de reducciones impositivas o el efecto del subsidio de desempleo expandido que eran parte de la ley de estímulo. Tales beneficios “probablemente tuvieron efectos considerables sobre las compras de bienes y servicios y, así, sobre el empleo”, dijo la CBO.
El organismo calculó que el paquete de estímulo incrementó el gasto federal en $100 mil millones a la vez que redujo la recaudación impositiva por $90 mil millones hasta setiembre de 2009.




Ver comentarios