Enviar

El estilo gerencial de una compañía es de gran importancia para el éxito de sus operaciones, sin importar su tamaño la visión bajo la cual se gerencia un negocio impactará en cada nivel de la organización, más aún en las estructuras tradicionales que concentran la autoridad en una gerencia general sobre otras gerencias.

En el caso anterior tendríamos un estilo gerencial superior que podría permear a los demás niveles, en el peor de los casos sería posible que intente imponer su estilo, mediante políticas o normativas, lo cual sería contraproducente.

Durante la década de los 90’s,  las pequeñas y medianas empresas (pymes) tenían más propietarios y administradores que gerente liderándolas. En la actualidad,  los emprendedores y emprendedoras que gerencian las pymes tienen clara la importancia estratégica y competitiva que nace de poder definir un estilo gerencial, que les permitirá diferenciarse en el mercado.

Por esto es por lo que todo coordinador, encargado de área, jefe, subgerente, director o gerente debe tener claramente definidas los cuatro aspectos básicos que moldean el estilo del gerente.

1- Su filosofía: de la misma manera que en la vida, quienes ocupan cargos gerenciales deben tener pensamientos claro sobre ciertos temas, posiciones ideológicas. Lo óptimo es que las practiquen y que además las resuman en una máxima de vida, es decir en una frase que les permitan recordarlas y transmitirlas con facilidad.

Les comparto un vídeo en el cual, el reconocido empresario Richard Branson comenta parte de su filosofía.

2- Su aprendizaje: más allá de lo que se aprende es la manera en la que aprende, toda persona debe tener clara la manera en la que aprende, en el caso de una persona que tiene a cargo una gerencia, es aún más importante identificar los momentos y las maneras de aprender. Conociendo la manera en la que aprende así también puede definir con mayor propiedad la gestión del conocimiento a lo interno de la organización. En este link podrá encontrar un artículo que amplia sobre la gestión del conocimiento.

3- Su comunicación: con una buena filosofía y bien definido su estilo de aprendizaje es hora de que revise la manera cómo usted se comunica. La comunicación debe tener sentido, intencionalidad y emociones. En este vídeo podrá revisar algunas ideas efectivas para comunicar sus ideas.

4- Su legado: por último y no menos importante piense en su legado, eso sí, sin tener que esperar hasta el día de su muerte. Cierre ciclos gerencias en los que decida renovar su estilo, redefinir su filosofía, aprender y enseñar nuevos conocimientos y volver a proyectar su estilo gerencial. Que cada ciclo sea un nuevo legado, que cada nuevo producto lleve un nuevo estilo.

Definir un estilo gerencial es el primer paso para una verdadera estrategia de diferenciación, porque permite pulir la verdadera identidad que se quiere para la empresa. Es un proceso consciente del contexto que rodea el emprendimiento y la aproximación con los valores más importantes que se desean reflejar.
 


Ver comentarios