Enviar
Estar bien


Pacientes cardiacos poco informados

Casi la mitad de los pacientes con enfermedad coronaria ignoran cuáles son los síntomas de los ataques cardiacos y no se ven a sí mismos como personas en grave peligro, según un estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine. El estudio indica que el 46% de las personas obtuvo un puntaje del 70% o menos en una escala de conocimientos sobre el síndrome coronario agudo, y evaluó incorrectamente su riesgo como menor o igual al de otros individuos de su misma edad.

Vino tinto puede retrasar envejecimiento
Las pequeñas dosis de una enzima presente en el vino tinto pueden contribuir a retrasar el envejecimiento y a proteger el corazón, según un estudio de la Universidad de Wisconsin. Los científicos se han preguntado cómo es que los franceses, españoles e italianos tienen una mejor salud cardiovascular que los estadounidenses. La respuesta, según el estudio, radica en el resveratrol, un activador de una familia de enzimas llamadas sirtuinas, que es componente natural de las uvas, granadas, el vino tinto y otros alimentos.

Latinas propensas a sufrir del corazón
Las mujeres latinoamericanas tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y metabólicas al presentar un índice de masa corporal y un porcentaje de grasa superior al de las españolas cuando llega la madurez reproductiva. Esta es una de las conclusiones a las que llegó la Universidad Autónoma de Madrid, tras analizar los cambios antropomórficos, el estado nutricional y las características menstruales de 284 chicas de entre nueve y 16 años.

Confirman vínculo entre inflamaciones y cáncer
Las inflamaciones estomacales crónicas pueden dañar el ADN y aumentar el riesgo de cáncer, declaran dos estudios realizados por científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts. Los trabajos sugieren que las personas que tienen una capacidad reducida de reparar su ADN podrían ser más susceptibles al cáncer vinculado a las inflamaciones crónicas, incluyendo la colitis ulcerante.

Ayunar 16 horas puede ayudar a recuperarse del ‘jet lag’
El cerebro tiene un reloj circadiano vinculado a la alimentación, según un informe de la revista Science, lo que podría ser la clave para superar los trastornos de sueño que generan los viajes de largo recorrido —mediante un ayuno de 16 horas— o los cambios de turno laborales. Según los investigadores, un cambio en las horas de alimentación podría ayudar a los seres humanos a superar los malestares que se generan con los cambios del huso horario por un viaje de larga distancia o los turnos laborales rotatorios.
Ver comentarios