Están advertidos: bancos centrales volcados a políticas menos favorables al mercado
Después de tranquilizar a los inversionistas durante los últimos siete años con bajas tasas de interés, compras de bonos y otras intervenciones, los responsables de elaborar políticas monetarias están alejándose del mercado de diversas maneras. Bloomberg/La República
Enviar

Están advertidos: bancos centrales volcados a políticas menos favorables al mercado

 Algunas cosas parecen permanentes. Grecia pelea por un rescate. Un Bush y un Clinton compiten por la Casa Blanca. La FIFA está asolada por los escándalos.
Pero a quienes siguen el comportamiento de los bancos centrales del mundo los aguarda un cambio.
Después de tranquilizar a los inversores durante los últimos siete años con bajas tasas de interés, compras de bonos y otras intervenciones destinadas a apuntalar las economías débiles, los responsables de elaborar políticas monetarias están alejándose del mercado de diversas maneras.
Esto deja a los inversores ante nuevos embates de la volatilidad que caracterizó a las últimas semanas.
Un número récord de inversores le dijo este mes a Bank of America Merrill Lynch que ha retirado la protección contra la caída de las acciones en los próximos tres meses.
“2015 quedará en la historia como el año en que los grandes bancos centrales llegaron a un punto de inflexión en su deseo de distorsionar y manipular los mercados”, dijo Alan Ruskin, responsable mundial de divisas del Grupo de los 10 en Deutsche Bank AG en Nueva York. “Esta mezcla de retiro abierto y sutil del apoyo al mercado es un motor macro clave del reciente aumento de la volatilidad”.
Detrás del cambio de postura se halla la sospecha de que los mercados corren el riesgo de distorsionarse y depender demasiado de las directivas de las autoridades y que necesitan prescindir de ellas. Si el precio es un poco de turbulencia, que así sea.
Podría haber una “estrategia de aceptar una mayor volatilidad en lugar de arriesgarse a sacudones aún más fuertes más adelante permitiendo una mayor acumulación de desequilibrios potencialmente desestabilizadores”, dijo Michala Marcussen, responsable mundial de economía de Société Génerale SA en Londres.
El primero en implementar un cambio de política importante fue el Banco Nacional Suizo, que hizo tambalear los mercados en enero cuando inesperadamente abandonó la política de ponerle al franco un techo de 1,20 por euro que había aplicado durante tres años. La moneda ahora ronda 1,05.
Tras hacer bajar el rendimiento de los bonos llevándolo a menudo a territorio negativo con un programa de flexibilización cuantitativa de 1,1 billón de euros ($1,2 billón), el presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi ahora reacciona ante una liquidación de bonos diciéndoles a los mercados que se acostumbren a ver más volatilidad y advirtiendo que las bajas tasas de interés “podrían aumentar el riesgo de la estabilidad financiera”
El rendimiento promedio en toda la región euro trepó a 1,08% el lunes, muestran los índices de BofA Merrill Lynch. Eso es más del doble que el mínimo récord de 0,425% alcanzado hace sólo tres meses.
El ayer le tocó el turno de hablar a la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen, luego de que los funcionarios estadounidenses se reúnan en Washington. Obsesionada por el llamado berrinche de la reducción del estímulo de 2013, Yellen sin embargo sigue tratando de allanar el camino para el primer aumento de tasas de interés desde 2006, que podría disponerse ya en setiembre. Haciendo sonar la alarma para los inversores, ya ha asegurado que las tasas se mantendrán bajas y dijo que tanto las acciones como los bonos tienen valuaciones altas.
“Yellen también lanzó una advertencia sobre el tema de la estabilidad financiera”, señaló Marcussen. “No elevar las tasas también entraña riesgos”.

Bloomberg
 



Ver comentarios