Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Estallido de Bernanke contra AIG significa más control

| Jueves 05 marzo, 2009



Estallido de Bernanke contra AIG significa más control


Washington -- El estallido del presidente de la Reserva Federal, Ben S. Bernanke, contra American International Group Inc. en un testimonio ante el Senado el martes sugiere que los reguladores planean medidas más estrictas referentes al riesgo y la concentración en el sector de los servicios financieros.
“Si hay un episodio en todos estos 18 meses que me ha molestado más, no puedo pensar en otro que el de AIG”, le dijo Bernanke a la Comisión de Presupuesto del Senado. La aseguradora, que ahora está bajo el control gubernamental, “explotó una enorme brecha en el sistema regulador”, agregó.
Las observaciones de Bernanke, de las que se hizo eco en testimonio separado el secretario del Tesoro Timothy Geithner, significan que Citigroup Inc., Bank of America Corp. y Morgan Stanley pueden esperar nuevas restricciones ahora que los estrategas están armando lo que podría convertirse en la más amplia reorganización de las reglas financieras desde los años treinta, dijo Kevin Fitzsimmons, director gerente de Sandler O’Neill & Partners LP en Nueva York.
“Habrá ya sea una regulación más amplia, un requisito de mayor capital o, más probablemente, un impedimento explícito para que las compañías crezcan demasiado”, dijo Fitzsimmons.
El mayor obstáculo podría ser que los reguladores deben mantener vivos esos mismos conglomerados para evitar un mayor colapso en los mercados financieros.
Los comentarios de Bernanke coinciden con la búsqueda de propuestas legislativas por parte del presidente Barack Obama ya en las próximas semanas, para una renovación reguladora de las finanzas, en especial las compañías consideradas vitales para la estabilidad del sistema financiero. Después de una reunión el martes en la Casa Blanca, Obama y el primer ministro británico Gordon Brown dijeron que estabilizar los bancos es crucial para reanimar las economías de todo el mundo.
“Los modelos para la banca van a ser más simples, y menos apalancados, y deberán tener un nuevo regulador, la Reserva Federal, que ha de tomar una posición bastante conservadora”, predijo Fitzsimmons. El Congreso aún debe determinar qué regulador federal tendrá tal poder.
Paul Volcker, presidente de la junta asesora económica de Obama y ex presidente de la Fed, también ha abogado por limitar la toma de riesgo por parte de instituciones vitales.
En enero, Volcker encabezó un panel de ex banqueros centrales, ministros de Finanzas y académicos, conocido como el Grupo de los Treinta, que hizo un llamado a establecer límites para la negociación de títulos y prohibir que los grandes bancos gestionen fondos de cobertura.
El informe de Volcker también instaba a diferenciar entre los bancos comerciales que toman depósitos y hacen préstamos y otras instituciones cuya actividad se concentra en los mercados de capital.
“Hacemos una distinción entre lo que parecen ser instituciones que se vuelven más grandes y realizan negocios de banca”, dijo Volcker el 15 de enero. “Deben ser leales a sus clientes. Tales funciones no deben llevarse a cabo en el contexto de una institución que realiza actividades muy arriesgadas en el mercado de capitales”.
John Mack, el máximo responsable de Morgan Stanley, dijo en una entrevista en el programa de Charlie Rose el 23 de febrero que prevé que la firma puede tener que restringir algunas de sus actividades de negocios en respuesta a la nueva regulación.
“Sin duda se van a limitar algunos de los negocios en que estuvimos antes”, dijo.
La presidenta del FDIC, Sheila Bair, dijo que los reguladores deben construir un sólido marco para el capital que impida una repetición de la crisis crediticia.