Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Estadounidenses gastan menos por bajos salarios

Redacción La República [email protected] | Miércoles 05 octubre, 2011



Estadounidenses gastan menos por bajos salarios

Un 91% de los individuos que constituyen la fuerza de trabajo estadounidense tienen empleo. Tal vez a eso se reduzca la buena noticia para estos estadounidenses, cuyos ingresos hablan de una situación más sombría.
El sueldo neto, ajustado por los precios, cayó 0,3% en agosto -la tercera disminución en cinco meses- y los ingresos personales cayeron por primera vez en dos años, informó el Departamento de Comercio la semana pasada. Estas caídas se conocieron después de la noticia que dio la Oficina del Censo de que el ingreso medio de los hogares cayó hasta $49.445 en 2010, el nivel más bajo en más de una década, y la tasa de pobreza subió hasta 15,1 %, un máximo en 17 años.
El crecimiento de los salarios y los beneficios “no ha ido a ninguna parte”, dijo Mark Zandi, economista principal de Moody’s Analytics Inc. de West Chester, Pensilvania. “Una de las razones fundamentales por las que la recuperación se estancó es que los ingresos reales cayeron”.
En tanto los diseñadores políticos, desde el presidente de la Reserva Federal Ben S. Bernanke hasta el presidente Barack Obama, se concentran en reducir el empleo clavado alrededor o por encima del 9% desde abril de 2009, el estancamiento generalizado en los salarios podría ser lo que mejor explica por qué el crecimiento económico no ha logrado acelerarse a dos años del fin de la recesión. La capacidad de los trabajadores para negociar remuneraciones más altas no se recuperará hasta que no se fortalezca el mercado de trabajo, y la confianza vacilante ha aumentado el riesgo de que los consumidores se retraigan.
Las remuneraciones semanales ajustadas por la inflación cayeron durante seis meses consecutivos, bajando 1,8% en agosto respecto del mismo período el año anterior, un nivel que no se veía desde la depresión económica de 18 meses que terminó en junio de 2009.
“Quienes están empleados están preocupados por su ingreso y ven que su poder adquisitivo real está más restringido, por lo tanto van a retraerse un poco”, dijo Julia Coronado, economista principal para Norteamérica en BNP Paribas de Nueva York, que trabajó en el equipo de pronósticos del directorio de la Fed. “Ese es el peligro en este momento. Significa que la recuperación sigue siendo muy frágil”.
Empresas como United Parcel Service Inc., dicen que tienen flexibilidad como para mantener bajas las remuneraciones de los empleados, considerando la demanda incierta y la oferta excesiva de mano de obra. Comerciantes minoristas como Kohl’s Corp. informan que los elevados precios de los alimentos y el combustible han incidido en las remuneraciones, lo cual limita a los compradores.

Nueva York