Enviar
Estados Unidos gana Panamericanos
Los atletas estadounidenses estuvieron a tres preseas de ganar 100 de oro

Estados Unidos ganó por quinta vez consecutiva los Juegos Panamericanos, al ser el más galardonado con 97 oros, 79 platas y 65 bronces, en la decimosexta edición, que concluyó ayer en Guadalajara, y en la que Brasil confirmó que emerge con fuerza, y Cuba que sigue siendo una potencia.
Estados Unidos domina los Panamericanos de forma absoluta, pues de las dieciséis ediciones celebradas se ha impuesto en 14; tan solo en la primera, celebrada hace 60 años en Buenos Aires, y en la realizada en 1991 en La Habana, no hubo triunfo del país de las barras y las estrellas.
Los estadounidenses evitaron la incertidumbre desde el primer día por ver quién ocuparía la cabeza del medallero, pues, pese a no traer a sus primeras figuras en algunos deportes, demostraron que tenían base para llevarse de largo estos Juegos.
Cuba y Brasil lucharon de forma denodada por hacerse con el segundo puesto. El país sudamericano, pujante en lo económico en los últimos tiempos, hizo una apuesta decidida por el deporte para incrementar su imagen de potencia emergente mundial, al lograr 48 oros, 35 platas y 58 bronces.
Brasil, que acogerá en los próximos años, 2014 y 2016, las máximas citas del deporte del planeta, como son el Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, presentó en Guadalajara una delegación compacta, equilibrada y ganadora.
Si hay que citar a dos figuras que destacan en el universo deportivo brasileño, es preciso mencionar a los nadadores Thiago Pereira y César Cielo.
Ambos cumplieron a la perfección con su papel y se llevaron el oro en las pruebas previstas, seis en el caso de Pereira y cuatro en el de Cielo.
Cuba no quiso renunciar a su condición de potencia deportiva panamericana y echó el resto en Guadalajara para refrendar la segunda posición habitual en el medallero de los últimos Juegos, con 58 oros, 35 platas y 43 bronces.
Sus representantes lucieron de manera especial en atletismo y boxeo. En el primero, sobresalieron Omar Cisneros, Yarisley Silva, Dayron Robles y Adriana Muñoz.
En el segundo, los antillanos estuvieron intratables.
Nueve boxeadores cubanos estuvieron en Guadalajara y los nueve disputaron las finales de sus categorías, solo se dejaron arrebatar una medalla de oro.
El país anfitrión, México, cumplió a la perfección con las expectativas y acabó en la cuarta posición, con 42 oros, 41 platas y 50 bronces, gracias, entre otros, a las actuaciones de los clavadistas Paola Espinosa, Tatiana Ortiz y Yahel Castillo, así como los atletas Marisol Romero y Juan Luis Barrios.
En quinta posición, se situó Canadá con 30 oros, 40 platas y 49 bronces, seguido por Colombia, con 24 oros, 25 platas y 35 bronces. Argentina, Venezuela, República Dominicana y Ecuador completaron los diez primeros puestos del medallero.
Además de los citados, hay que mencionar el papel de los representantes de Guatemala, que colocaron al país centroamericano en un meritorio undécimo puesto en el medallero, con siete oros, tres platas y cinco bronces.
La organización de los XVI Juegos Panamericanos puede recibir un “sobresaliente” en palabras del presidente de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA), el mexicano Mario Vázquez Raña.
El dopaje apenas si hizo acto de presencia durante los Juegos. Solo se dio cuenta de un caso, el del canadiense Aaron Christopher Rathy, plata en esquí acuático, positivo por methylhexaneamina, un estimulante incluido en la lista de sustancias prohibidas de la Agencia Mundial Antidopaje.
Toronto ya tiene el relevo. Entre el 10 y el 26 de julio de 2015 la ciudad canadiense albergará la decimosétima edición de la más importante cita polideportiva de América.

Guadalajara
EFE

Ver comentarios