Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Estados alemanes presionan a Merkel

Redacción La República [email protected] | Miércoles 23 mayo, 2012



Estados alemanes presionan a Merkel

Los estados alemanes presionan a la canciller Angela Merkel para que comparta sus costos crediticios a los efectos de aliviar su situación presupuestaria, una política a la que ésta se ha opuesto para combatir la crisis financiera en el resto de la zona del euro.
La oposición socialdemócrata planea presionar a Merkel en relación con los llamados bonos Deutschland durante una reunión del 24 de mayo, dijo en una entrevista Norbert Walter-Borjans, que tiene a su cargo las finanzas de Renania del Norte-Westfalia, el mayor estado del país. Merkel necesita el apoyo parlamentario de los socialdemócratas a las reglas fiscales europeas más estrictas que propuso.
“El paralelo entre los intentos de impulsar los bonos en euros y los bonos Deutschland es notable, tanto en lo relativo a la motivación como al momento y los riesgos”, dijo por teléfono Thilo Schaefer, un analista del instituto económico IW en Colonia. “Conocemos su posición sobre los bonos en euros. Si los estados inician una nueva ofensiva por los bonos Deutschland, (Merkel) enfrentará la misma presión desde otro ángulo”.
Los costos crediticios alemanes se desplomaron conforme los inversores buscaban un refugio ante las dudas de que Grecia pueda permanecer en la zona monetaria de 17 países. Los rendimientos de los bonos alemanes a dos, cinco, 10 y 30 años han declinado a un nivel récord.
Los estados también se han beneficiado, y la deuda a cinco años de Renania del Norte-Westfalia cayó a 1,5% la semana pasada, mientras que fue de más de 3% en 2011. El gobierno federal paga 0,5% por el crédito a cinco años.
Los estados alemanes que controla la oposición quieren que Merkel acuerde una forma de responsabilidad compartida y que el gobierno federal los ayude a cumplir con las limitaciones presupuestarias constitucionales, dijo Walter-Borjans.
Merkel ha dicho que proporcionar a los miembros del euro ese tipo de alivio debilitaría su determinación de reducir la deuda.
“Los bonos conjuntos estatales-federales tienen sentido a la luz del desafío que supone para los estados la instrumentación del pacto fiscal”, dijo Walter-Borjans. “Los estados podrían hacer ahorros importantes al vender bonos alemanes, lo cual, a su vez, nos ayudaría a cumplir los términos del pacto”.
Al igual que en el desarrollo de la crisis desde su estallido en Grecia a fines de 2009, las consideraciones políticas internas conformarán la respuesta de Merkel. En 2013 habrá elecciones, y las encuestas indican que los votantes alemanes respaldan la demanda de la canciller de que Europa reduzca su déficit presupuestario, posición que quedó plasmada en el pacto fiscal que firmaron en marzo 25 de los 27 gobernantes de la Unión Europea.
Mientras que el pacto deberá pasar este mes por un referéndum en Irlanda y enfrenta el escepticismo del flamante presidente francés François Hollande, Merkel debe satisfacer las demandas de la oposición alemana para asegurarse de que el acuerdo obtenga la aprobación de ambas cámaras en Berlín.

Bloomberg