Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Estados Unidos y Latinoamérica

| Martes 01 julio, 2008



Estados Unidos y Latinoamérica


El viaje que hoy realiza a Colombia el candidato republicano John McCain es una clara demostración de la importancia electoral que representa Latinoamérica para Estados Unidos.
McCain ha dicho que buscará un acercamiento con América Latina y pareciera que el primer paso para ello es Colombia, país con el cual comparte la problemática de la lucha contra el narcotráfico.
Barack Obama, el candidato demócrata, también ha tocado el tema de Latinoamérica como un punto “importante” de su mensaje. En un discurso en Miami semanas atrás, señaló que de llegar a la Presidencia, cambiaría por completo la política hacia esta región porque “ha llegado la hora de tender una mano de ayuda”.
Sin embargo, Latinoamérica debe comenzar a ser considerada por Estados Unidos como algo más que el problema del narcotráfico, la inmigración y el surgimiento de gobiernos izquierdistas.
La región es una fuente incalculable de oportunidades que hasta ahora ha sido menospreciada o subestimada en su capacidad.
La mano de obra de muchos países —Costa Rica lo ha demostrado— puede llegar a ser muy competitiva si existen las políticas de educación y capacitación adecuadas.
El clima de inversión de algunas naciones ha venido mejorando, lo mismo que las oportunidades en cuanto a acceso a servicios y tecnologías.
Sin embargo, esos esfuerzos pueden perderse sin una adecuada política de integración y crecimiento que involucre a los principales socios comerciales, en especial si estos son nuestros propios vecinos.
Latinoamérica es más que un simple patio. Es un enorme jardín con semillas de progreso deseosas de germinar. Exijamos una atención que vaya más allá del proceso electoral, reclamemos un trato equitativo, oportunidades iguales para nuestros productores, políticas de desarrollo y ayudas justas.
América Latina debe representar mucho más que un discurso político para los candidatos estadounidenses que se disputan la posibilidad de gobernar ese país desde la Casa Blanca.