Enviar
Del ajuste de ingresos y gastos dependerá que se gire lo pactado
Estado pagaría a medias a la Caja

Quedarán pendientes ¢31 mil millones

Aparte de estar condicionado al plan fiscal, el pago de la deuda a la Caja Costarricense de Seguro Social, el Estado pagaría inicialmente un poco más de la mitad de lo convenido.
De momento cancelará ¢54 mil millones de los ¢85 mil millones que Laura Chinchilla, presidenta de la República, anunció que pagaría al Seguro Social, el pasado 13 de julio, en atención a la deuda de ¢431 mil millones que el Estado debe a la Caja.
La propuesta de pago por medio de títulos debía hacerse al término de tres días hábiles después de suscrito el convenio el pasado 13 de julio, según dicta el mismo acuerdo, lo cual hasta la fecha no se ha cumplido.
El pago de este tracto de ¢54 mil millones se ejecutaría en títulos valores del Estado en una o dos semanas más, tal como adelantó Fernando Herrero, ministro de Hacienda al ser consultado por LA REPUBLICA.
La suma corresponde a lo que el Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares debe a la Caja por la atención a indigentes.
“Estamos haciendo los ajustes necesarios y esperamos pagar en una o dos semanas y el resto de los ¢85 mil millones se haría después, como está especificado en el convenio”, dijo Herrero.
La suma restante de los ¢431 mil millones adeudados, deberá ser analizada legal y financieramente tal como lo había dicho Ileana Balmaceda, presidenta de la Caja.
Se trata de los ¢168 mil millones originados en el traspaso de los trabajadores del Ministerio de Salud a la Caja y de otros montos correspondientes al pago de intereses y a saldos de otros convenios suscritos que tenían el mismo propósito de saldar deudas.
Por una serie de discrepancias sobre esa suma y el pago de intereses, se hará una consulta a la Procuraduría General de la República para que sea esa instancia la que resuelva, tal como dicta el convenio.
Tras indicar que la deuda se va a pagar y debe pagarse, Herrero advirtió que debe precisarse su dimensión legal y financiera.
“Tanto en la Caja como en Hacienda requerimos que se respeten estrictamente las leyes, por lo que el tema no se puede resolver a la ligera”, afirmó Herrero.
Por otro lado, Hacienda plantea que para transitar hacia un sistema de seguridad social más consolidado, se requerirán más ingresos.
En ese sentido, el Estado debe procurar un mayor financiamiento al seguro social, para lo que Herrero no descarta diseñar un impuesto general que permita obtener recursos adicionales para la Caja.
Inclusive, el convenio firmado adelanta que el pago de los ¢85 mil millones está sujeto a la aprobación del plan fiscal.
De igual manera establece que los términos del acuerdo serán revisados si fuera necesario, en caso de no aprobarse el proyecto de impuestos.

Gabriela Masís
[email protected]
Ver comentarios