Enviar
Jueves 7 Abril, 2011

Estadio Nacional de primer mundo: carreteras del mismo nivel

Después de ver la apoteósica inauguración del nuevo Estadio Nacional digna de cualquier país del primer mundo y de ver toda la información que ha salido sobre la construcción de esta bella obra de arquitectura donada y construida por el gobierno de la República Popular China en tiempo récord, no puedo dejar de pensar en que deberíamos dar un paso más grande y plantearnos seriamente la posibilidad de hacer otros acuerdos para construir carreteras, puentes, y trenes con los chinos.
Las nuevas relaciones diplomáticas, comerciales y culturales con el país asiático más poderoso las deberíamos aprovechar al máximo y de forma inmediata.
Todo es cuestión de empezar a indagar sobre las posibilidades y los acuerdos con los cuales se podrían trabajar, datos con fecha de 2010 y expuestos por Vicente Giordanelli, nos indican que China ha invertido mas de $40 mil millones en toda América Latina. Por qué no invertiría en grandes obras de infraestructura con nosotros.
Es evidente que Costa Rica padece grandes problemas viales, sin embargo tenemos una ventaja muy grande, nuestro país es muy chico. Necesitamos de forma urgente la construcción de dos corredores nuevos de seis carriles, uno de norte a sur desde Peñas Blancas hasta Paso Canoas, y otro de este a oeste, de Limón a Caldera, ambos no sumarían 1.000 Kilómetros, a la par de estos corredores se podrían construir los trenes que necesitamos y con ello resolveríamos en gran medida el problema del transporte para las próximas generaciones.
Las carreteras se construirían con las técnicas más modernas y en vista de que tenemos una topografía difícil con cantidad de montañas y ríos, estas deberán hacerse con muchos túneles y puentes.
Para proyectos como los arriba señalados independiente de quien los haga Costa Rica debería estar trabajando ya en una nueva ley de expropiaciones que le permita al Estado aligerar las expropiaciones y evitar los atrasos conocidos. Las expropiaciones deberían hacerse una vez realizados los estudios y los trazados respectivos en forma inmediata, independientemente de los pleitos sobre las valoraciones.
A la República Popular China le sobra el dinero, ojalá que el TLC con este país facilite las inversiones en grandes construcciones de infraestructura, Costa Rica las necesita.
Algunos pensarán que estas ideas son de orates, otros como el que aquí escribe pensamos que son posibles. ¿Usted, de qué lado está?

Carlos Vílchez Navamuel
Consultor de Bienes Raíces