Establecimientos ya conocen requisitos para ofrecer FIV
Enviar

201604272030540.rec.jpg
Un laboratorio de embriología, un área de andrología, un espacio para criopreservación y un equipo compuesto por al menos nueve profesionales en diferentes áreas de la salud son los requisitos más importantes que deberán cumplir los establecimientos en salud que realicen la técnica de fertilización in vitro (FIV) y transferencia embrionaria.
Estas disposiciones fueron detalladas en la norma de habilitación que el Ministerio de Salud publicó este martes en el diario La Gaceta y que aplican tanto para clínicas privadas como la Caja Costarricense de Seguro Social.
Aunque la Caja dispone de un año como máximo para adecuarse a estos requerimientos, los centros privados que cumplan con ellos pueden solicitar desde ya la inspección de sus instalaciones al Ministerio de Salud.
De hecho, el Centro Fecundar, ubicado en el Hospital Cima y en Avenida Escazú, fue el primero en acercarse a solicitar la inspección formal ante esta entidad, según confirmó el doctor César Gamboa, director de Garantía de Acceso a los Servicios de Salud.
Se espera que también el Instituto Costarricense de Fertilidad y el Hospital Clínica Bíblica lo hagan próximamente, ya que ambos manifestaron su intención de brindar el procedimiento casi que de inmediato.
“Estamos atentos a las disposiciones para buscar un lugar donde instalar el laboratorio de acuerdo con la normativa que establezca el Ministerio de Salud”, dijo el doctor Gerardo Escalante, del Instituto Costarricense de Fertilidad.
La operación dependerá también de que el análisis hecho al laboratorio compruebe la desaparición total del nivel de compuestos orgánicos volátiles en el ambiente, ya que estos afectarían a las células humanas que se manipulan en esta área.
Además de la infraestructura y el personal, la norma de habilitación establece los equipos básicos que deberá incluir el establecimiento y los medicamentos para garantizar que el paciente sea atendido con calidad y seguridad.
Otro punto de interés es la documentación y el manejo de la información de cada caso, para lo cual las clínicas contarán con un expediente que incluye el registro de los procedimientos realizados, tales como cantidad de ovocitos capturados y fecundados y el consentimiento informado —o respeto del médico hacia sus pacientes—.
Asimismo, será obligatorio un registro de donantes, un plan de bioseguridad y varios manuales que establezcan la forma de proceder del establecimiento de acuerdo con cada intervención.
El cumplimiento de los requisitos determinará el momento en que las empresas empiecen a ofrecer los servicios, aseguró Gamboa, quien agregó que el Ministerio de Salud realizará inspecciones periódicas para asegurar la máxima calidad y seguridad de los pacientes.

 



Ver comentarios