Enviar
Sobre el cerdo

Nos guste o no, lo comamos o no por las razones que sean, el cerdo que conocemos tiene ya una posición en la historia del mundo y más recientemente un papel decisivo en el desarrollo de las Américas, sobre todo de la que fueron responsables los españoles.
Las primeras noticias del jamón son del Imperio romano aunque los primeros cerdos probablemente fueron llevados a España por los fenicios.
En una zona española se encontró un jamón fosilizado de casi 2 mil años. Las razas actuales de cerdo ibérico son probablemente la mezcla de estos cerdos con jabalíes. Algunas notas simpáticas relacionadas con el tema: El consumo de carne de cerdo se encuentra estrictamente prohibido en el cashrut judío y el halal musulmán, por considerarlo un animal impuro.
El cerdo es uno de los 12 animales que aparecen en el Zodiaco chino. El cerdo llega a tener un orgasmo de 30 minutos. En el idioma español al cerdo se le llama de muchas maneras dependiendo de la región, país, etc.
Así, se refiere a él como puerco, cochino, cochi, cuche, chancho (en Iberoamérica), marrano, etc. Del cerdo se dice que es el único animal que nunca muere de viejo, debido a que su destino es muchos casos el sacrificio y que de su cuerpo cerdo se aprovecha todo, ya que se usan en la cocina incluso las partes que en otros animales siempre se han desechado: patas, trompa, orejas, intestinos, testículos, órganos internos (riñones, hígado, pulmones, corazón...), etc.
Los cerdos son a menudo asociados con la glotonería y la suciedad; esto último proviene probablemente de su hábito de revolcarse en el lodo o barro, que, en realidad, es una actividad de su higiene que contribuye a eliminar parásitos y demás agentes infecciosos alojados sobre la piel.
De hecho, el cerdo es, en realidad, uno de los animales más limpios de la granja.
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!

ALFREDO ECHEVERRIA
Director Ejecutivo Grupo HRS
[email protected]
Ver comentarios