Enviar
Paradigmas que romper


Señores propietarios de restaurantes, les recomiendo un libro de lectura obligada, que ya tiene varios años de publicado, pero que no perderá vigencia durante muchísimo tiempo, es más, son dos los libros escritos por el mismo autor con dos asociaciones diferentes.
Al leerlos transformaron creencias, paradigmas y provocó gran alegría al aclararme internamente la visión de cómo ayudar a otras personas a desarrollar efectivamente su carrera en la industria de la hospitalidad.
Los libros tienen por títulos: “Primero quiebre las reglas” (Firts break all the rules), y “Conozca sus talentos” (Now, discover your strengths), ambos por Marcus Buckingham (Simon and Schuster).
Los principios que este brillante especialista de la Gallup Organization presenta son un reto para muchos: no contrate por la experiencia o por las destrezas, contrate por talento.
Esta fórmula es aplicada por gerentes exitosos a través del mundo. No importa la paga, no importan los beneficios, si el supervisor no tiene el talento los objetivos corren el riesgo de no alcanzarse plenamente y ser mediocres.
Explican cómo concentrarse en las fortalezas en lugar de tratar de corregir debilidades, no pierden el tiempo en miembros del equipo que no dan los resultados, se concentran en los que producen.
El primer libro aporta las 12 preguntas que nos ayudarán a identificar los mejores departamentos de una empresa. Separa y explica qué significan talento, información y destrezas y cómo aplicarlos a la vida cotidiana. Rompe con un gracia electrizante la premisa de que “toda persona puede hacer lo que se proponga” y describe por qué esto no es siempre cierto, explicando que únicamente aquellas personas que crezcan concentrando sus energías en sus talentos lograrán ese resultado. Hacer sonreír a una persona será imposible si esta sencillamente no lo hace de forma natural, ¡intentar corregir esto para convertirla en el(la) mejor salonero(a) llevará al fracaso!
Simple, si no sonríe, nunca lo hará y para beneficio de todos no debería colocarse en la posición de atender personas, ¿quizás frente a una computadora sí o en la cocina? Usualmente escuchamos a gerentes y supervisores decir: sentémonos a hablar de las debilidades suyas, y debería ser: ¡cómo desarrollamos las fortalezas!
Claro esto frecuentemente llevará a un cambio de posición ¿y no es lo mejor? ¡La respuesta es un efusivo sí!
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!
Ver comentarios