Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Esquema impositivo beneficia a fondos de inversión

| Lunes 26 noviembre, 2007



Esquema impositivo beneficia a fondos de inversión

Las Safi pagan un 5% sobre ingresos brutos de impuesto a la renta; sociedades anónimas pagan entre un 10% y un 30% sobre la utilidad neta


Betzi Villalobos
[email protected]

El fuerte atractivo que han tenido los fondos inmobiliarios ha sido causado entre otras razones por los buenos rendimientos, el gran desarrollo que ha tenido el sector construcción y la estabilidad que han presentado a nivel histórico.
Sin embargo, existen interrogantes respecto a si la existencia de beneficios fiscales es otra de las causas del éxito de los fondos inmobiliarios y si esto podría propiciar la generación de alianzas entre fondos y empresas desarrolladoras.
En estos temas las opiniones están divididas. Mientras algunos afirman que sí hay beneficios, otros se inclinan por decir que el trato diferenciado solo forma parte de la estructura necesaria para lograr el funcionamiento de un fondo de inversión.
La diferencia en el tema de impuestos sobre la renta radica en el sistema utilizado para realizar el pago por parte de las Administradoras de Fondos de Inversión (Safi), en comparación con una Sociedad Anónima convencional (S.A.) o persona jurídica.
Mientras las Safi deben pagar un 5% de impuesto sobre sus ingresos brutos, una S.A. realiza un pago escalonado, que va del 10% al 30%, sobre sus utilidades netas (ver recuadro).
Esta desigualdad genera en muchos casos beneficios para las Safi, debido al ahorro que pueden obtener en el pago de impuestos.
“La amplia diferencia en el margen de pago de impuestos demuestra que sí existe un beneficio para las Safi, a pesar de que se gravan sobre diferentes rubros”, explicó Marvin Céspedes, especialista en impuestos de la firma Pacheco y Coto.
El beneficio no es tan notorio para las sociedades de fondos, que afirman que el esquema diferenciado puede tener tanto ventajas como desventajas.
“A pesar de que hay un sistema diferente en el pago de impuestos, los beneficios dependerán de la administración de los gastos por parte de los fondos, los cuales no se pueden deducir”, afirmó Armando Marotto, gestor de fondos inmobiliarios de Grupo Aldesa.
Con esta opinión coincide Víctor Chacón, director de la Cámara de Fondos de Inversión, quien define como parciales los beneficios de esta forma de pago.
“En algunos casos los fondos se ven beneficiados, pero si una Safi tiene que incurrir en muchos gastos, ya sea de mantenimiento, reconstrucción u otros, le afectará en gran medida”, comentó.
Otro de los aspectos que generan que el beneficio no sea tan importante es el hecho de que el pago de impuestos se debe realizar mensualmente.
“Realizar los pagos de forma mensual impide a los fondos trabajar un poco más con el dinero, utilizando el apalancamiento para obtener mayores ganancias, algo que sí pueden realizar otras entidades que pagan impuestos anualmente”, agregó Chacón.
Adicionalmente, las Safi no consideran que el desarrollo del sector de fondos inmobiliarios se deba a aspectos fiscales sino a las ventajas que ofrecen estos instrumentos.
“No creo que el tema impositivo sea el factor atractivo de estos fondos, el crecimiento en la cantidad de clientes obedece a la cultura del inversionista nacional y a una tendencia de desarrollo de este instrumento que se vive en todo el mundo”, afirmó Jaime Ubilla, gerente de Improsa Safi.
El tema de eventuales alianzas por aspectos de impuestos entre las Safi y constructoras o desarrolladoras, es todavía incierto.
Aunque entidades como Aldesa mencionaron haber recibido ofertas de empresas desarrolladoras, las que fueron consultadas dijeron desconocer acerca de estos temas fiscales.