Enviar
Esposas que ganan más
La educación superior está contribuyendo al fenómeno

Alexandra Macqueen dice que quiere la felicidad de su familia y no un “sueño feminista” en tanto lleva adelante una carrera de tiempo completo mientras su marido trabaja desde su casa y prepara las comidas para sus hijas.
Aunque no le gusta publicitarlo a familiares y amigos, la directora de proyectos de BlueRush Media Group Corp. en Toronto también gana más que su marido, que trabaja en otra empresa de medios.
“Nunca me propuse ser ejecutiva ni ganar más que mi marido: las cosas se dieron así”, dice Macqueen, de 43 años. “La idea de los roles de género fluidos es muy excitante y liberadora”.
En números cada vez mayores, las mujeres canadienses están ganando más dinero que sus maridos, luego de tres décadas de conquistas en la educación posterior al secundario y en los empleos profesionales. Un 31% de las esposas ganaron más que sus maridos en 2009, más que el 12% en 1976, según los datos más recientes de Statistics Canada.
El cambio respecto de algunas generaciones anteriores, cuando la mayoría de las mujeres dejaba de trabajar cuando se casaba, está provocando otros cambios que van desde quién lava los platos hasta cómo comercializan las empresas los productos para mujeres más ricas.
El marido de Macqueen, Warren Huska, de 48 años, dijo que disfruta la posibilidad de participar más en la crianza de sus hijas de seis y nueve años. La creciente aceptación del trabajo por cuenta propia y los contratos de asesoramiento también han contribuido a compatibilizar carrera y familia, dijo.
“Lo que funcione mejor para cada uno, es lo que cada uno debe hacer”, dice refiriéndose a cambiar los roles tradicionales, antes de poner fin a la entrevista telefónica para preparar el almuerzo de su hija. En cuanto a la carrera de su esposa, dice: “¿Cómo puedo no aplaudirla?”.
Las mujeres en Canadá han ascendido en puestos prestigiosos que requieren la educación más elevada. En 2009, las mujeres representaban un 55% de la profesión médica, como doctores y dentistas, según Statistics Canada.
Estados Unidos también ha visto un avance en el número de mujeres que toman empleos mejor pagos. La participación de las mujeres trabajadoras estadounidenses con título superior se triplicó en 2009 respecto de 1970, y las mujeres representaron un 51% de las ocupaciones de dirección y profesionales estadounidenses en 2009, según la Oficina de Estadísticas del Trabajo.
En 2001, Canadá aumentó los beneficios por paternidad de diez a 35 semanas, y cinco años más tarde, la proporción de padres que tomaban licencia había aumentado del 3% al 20%, dijo Statistics Canada en un informe de 2008. En las parejas donde la madre ganaba lo mismo o más que el padre, había dos probabilidades y media más de que el padre solicitara los beneficios.

Bloomberg


Ver comentarios