España registra morosidad más alta en 15 años
Enviar
España registra morosidad más alta en 15 años

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas que operan en España a empresas y particulares se elevó en mayo al 5,394% y registró su cota más alta desde junio de 1995, según los datos publicados ayer por el Banco de España.
Las cajas fueron de nuevo las entidades con peor calidad crediticia de los tres grupos que se tienen en cuenta para el cálculo de la tasa, ya que su mora se situó en el 5,511%, por encima del 5,421% de los bancos y del 4,127% de las cooperativas de crédito.

Los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC) no se incluyen en el cómputo moroso total del sistema financiero español para evitar que distorsionen el porcentaje general, ya que su mora -del 10,705% en mayo- casi dobla la de las otras entidades y, además, no pueden tomar fondos, sino únicamente prestarlos.
El volumen total de créditos dudosos de bancos, cajas y cooperativas sumó $122.925 millones a finales de mayo.
De esta forma superaba en $614 millones a los $122.311 millones de abril, para una cartera crediticia total de estos tres grupos de entidades de $2,278 mil millones, frente a los $2,270 mil millones de abril.
Las cajas de ahorros, que llevan ya catorce meses consecutivos con una mora superior al 5%, vieron elevarse de nuevo su cartera crediticia al cierre de mayo, ya que sumó $1,125 mil millones, $1.025 millones más que en abril, cuando cayó respecto a marzo.
Los bancos, que mantienen su mora por encima del 5% desde el pasado diciembre, terminaron mayo con $1,028 mil millones en créditos, $6.924 millones más que el mes anterior.
En tanto, las cooperativas de crédito o cajas rurales, a bastante distancia en cuanto a su tasa de mora, sumaban $124.816 millones en créditos, $223,17 millones más que en abril.
Las entidades financieras clasifican sus créditos como dudosos cuando su titular, sea un particular o una empresa, acumula tres meses consecutivos de impago, según marca la legislación vigente.
El Tesoro Público celebrará este martes una subasta de letras a 12 y 18 meses, en la que espera captar entre $6.450 y $7.740 millones.
En la anterior subasta de esta misma denominación celebrada el 15 de junio pasado, el Tesoro adjudicó $6.666,97 millones, con un interés que tuvo que elevar hasta el 2,450% y al 2,9%, respectivamente.
Además, en esa ocasión, la demanda superó con mucho la oferta, ya que las entidades solicitaron $8.077,24 millones en letras a un año, de los que finalmente se adjudicaron $5.392,74 millones y $4.474,72 millones de letras a dieciocho meses, frente a los $1.274,23 millones finalmente adjudicados.
Esta fue la primera prueba del Tesoro ante el mercado después de que Moody's rebajara la calificación de la deuda griega a bonos basura.
Además, en la última subasta que el Tesoro celebró el pasado día 15, España colocó $3.869,85 millones en obligaciones a 15 años, aunque tuvo que elevar el interés hasta el 5,145%, frente al 4,444% de la subasta anterior.



Ver comentarios