Enviar
España a puro tenis
Conquistó la Copa Davis por quinta ocasión y dejó a la Argentina con las ganas

Juan Martín del Potro se partió el alma en el rectángulo de arcilla, humilló a Rafael Nadal en el primer set 1-6, pero eso fue todo para los argentinos; de ahí en adelante España puso las cosas en su lugar, desempolvó su credencial de amplio favorito y conquistó su quinta final de la Copa Davis.
Tras perder el primer set, Nadal reaccionó y se llevó las tres mangas siguientes, 1-6, 6-4, 6-1 y 7-6 (0), para entregarle a su país “La Ensaladera de Plata” por quinta ocasión, solo dos menos que Suecia, que suma siete Copas.
Debajo de España está Alemania, con tres copas; Rusia, con dos, y con una Croacia, la antigua Checoslovaquia, Serbia y Sudáfrica.
El líder de esta clasificación de títulos es Estados Unidos, con 32, y le sigue de cerca Australia, con 28. A gran distancia, Francia y Gran Bretaña tienen nueve; Suecia siete y España ahora cinco.
Con la de este fin de semana, España sumó ocho finales en su historia y solo en tres ocasiones no las ganó, todas en Australia, la primera en 1965 donde cayó por 4-1; la segunda en 1967 también por 4-1 y la tercera otra vez en el país oceánico en 2003 y perdió por 3-1.
El triunfo contra Argentina subrayó la fortaleza de los tenistas españoles cuando juegan como locales y también sobre la superficie de tierra batida. Con esta victoria, España amplía a 21 la suma de éxitos consecutivos como anfitrión, un récord en la competencia.
Además, España amplió también su recorrido impecable sobre arcilla a 23 triunfos seguidos. En ambos casos, su última derrota fue en la primera ronda de 1999, disputada en el Club de Tenis Lérida, frente a Brasil, entonces liderado por Gustavo Kuerten.
Del Potro tenía la responsabilidad de vencer al número dos del mundo para mantener viva la esperanza y dio todo su tenis sobre la cancha de Sevilla, pero Rafael Nadal acabó por superarle, cerró el triunfo para España y Argentina perdió su cuarta final de la Copa Davis.
Nadal, en la primera manga, en los inicios de la segunda y en el cuarto y definitivo set sufrió bastante ante el argentino, aunque el español, sobre tierra, siempre aguanta hasta la extenuación y ayer volvió a demostrarlo.
La Torre de Tandil empezó el partido con malos augurios, al servir en el juego inaugural y perderlo tras cometer dos dobles faltas consecutivas, pero de ahí hasta el final del primer set todo le fue favorable.
El segundo set empezó igual. Del Potro volvió a romperle el saque al español, además con juego en blanco, y sumó siete consecutivos ganadores, algo nunca imaginado ante el mejor jugador en tierra del mundo.
En el segundo juego de esta manga llegó el punto de inflexión, cuando el argentino perdió su segundo saque hasta el momento y después Nadal ganó también su primer servicio. El español pasó adelante y se adjudicó la manga por 6-4.
Empezó entonces un nuevo choque, este al mejor de tres sets, pero con la incertidumbre de saber quién iba a estar más desgastado, Del Potro, que jugó dos días antes un choque de cerca de cinco horas ante David Ferrer, o Nadal, tocado físicamente por su agotadora temporada.
El número dos del mundo le devolvió al undécimo el 6-1 de la primera manga y también la impresión de que estaba mucho mejor preparado para el cuarto set.
El argentino llegó a tener el set en su mano con un 5-4 para forzar la quinta manga, pero Nadal reaccionó en el momento oportuno para los intereses de España y forzó una muerte súbita en la que ya no tuvo piedad y se la llevó por 7-0.

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE
Ver comentarios