Enviar
Madre patria será más rigurosa en aplicación de normativa europea europea que exige mayores requisitos para ingresar
España restringe entrada a ticos

• Gobierno afirma que no aplicará ley de “ojo por ojo y diente por diente” a ciudadanos españoles al ingresar a Costa Rica


Carlos Jesús Mora
[email protected]

Aquellos tiempos en que los ciudadanos costarricenses podían entrar a Europa sin mayores trámites migratorios han quedado atrás.
Aunado al peso del equipaje, ahora los viajeros nacionales deberán cargar con la preocupación de tener que cumplir una serie de requisitos, que de no cumplirlos, en el peor de los casos, podrían ser devueltos de los aeropuertos de la Unión Europea (UE) hasta el Juan Santamaría.
Esto se produce semanas después de que dos costarricenses, un deportista y una farmacéutica señalaran altercados con las autoridades migratorias españolas que produjer
on su deportación por presuntamente no cumplir con los “requerimientos para su ingreso”.
Para viajes turísticos, las autoridades españolas han comunicado que exigirán pasaporte con vigencia mínima de seis meses, boletos de ida y vuelta, así como la reservación de hospedaje en un hotel.
En caso de que el turista nacional no se hospede en un hotel, deberá presentar una invitación de un particular que tendrá que ser extendida por la comisaría de policía del lugar de residencia de la persona
que invita y sellada por el consulado de España en Costa Rica.
Además, el viajero tendrá que demostrar que tiene medios de subsistencia, los cuales rondan los 540 euros —en caso que esté un mínimo de diez días—.
Para viajes de profesionales o de comercio, la persona tendrá que presentar en el aeropuerto de la ciudad española que visite la invitación de la empresa o la autoridad a cargo del evento, así como las tarjetas de acceso a las ferias, congresos o convenciones.
Como parte del endurecimiento de requisitos, Migración de España pide información sobre el tiempo de estadía “y cualquier otro documento que indique el propósito de
la visita”.
Pes
e a que estas medidas caen como un balde de agua fría en momentos en que se negocia un acuerdo de asociación con la Unión Europea, Arturo Reig, embajador de España en Costa Rica, asegura que “en 2006 a España entraron cerca de 12 mil ticos, de los cuales solo fueron devueltos 60”.
Reig dijo que las medidas anunciadas se aplican de manera imparcial para todos los ciudadanos de los países del mundo y que son disposiciones mínimas del c
ontrol migratorio establecidas en el acuerdo fronterizo en el espacio de Schengen, para la creación de una zona europea de libre circulación entre los países firmantes.
“Son medidas unánimes que acogen los países de la UE, no forman parte de ninguna restricción para una nacionalidad en particular”, coincidió Pierre Lafon, asistente del consulado de Francia en el país.
Entre tanto las autoridades migratorias del país descartan “aplicar la ley de ojo por ojo y diente por diente” a los españoles que viajen a Costa Rica. Es decir, podrán seguir entrando sin la exigencia de los mismos requisitos que ahora se les demandan a los costarricenses.
“Hay que respetar el ejercicio soberano de cada país de establecer sus restricciones de ingreso, por el momento no se ha valorado establecer medidas similares para los ciudadanos españoles, amparados en el principio de reciprocidad”, argumentó Mario Zamora, director de Migración y Extranjería.

Evita Arguedas, diputada independiente comparte la tesis de Zamora en cuanto a que cada nación es libre de establecer sus mecanismos migratorios, pero apuntó que el tema debe ser analizado en el marco de las discusiones del Acuerdo de Asociación con la UE, para que exista un trato igualitario para ambas partes.
Luis Guillermo Solís, politólogo y analista internacional, asegura que las disposiciones del acuerdo de Schengen no son nuevas, por lo que deberían ser más claras para “evitar que en algún momento se caiga en abusos y obligaciones absurdas y arbitrarias”.
Solís añadió que de persistir los problemas en dichas disposiciones, Costa Rica y España deberían analizar la posibilidad del visado entre ambos países.

Ver comentarios