España facilitará retorno de inmigrantes desempleados
Enviar
Cerca de 100 mil personas podrán acogerse a plan voluntario
España facilitará retorno de inmigrantes desempleados

Trabajadores recibirán la suma total que les corresponde como prestación del seguro de desempleo por adelantado

Madrid
EFE

El Gobierno español pondrá en marcha después del verano un Plan de ayuda a los inmigrantes de países no pertenecientes a la Unión Europea que hayan perdido su empleo y deseen regresar a sus países, en un momento en el que España afronta una crisis económica.
La iniciativa del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, entrará en vigor el próximo septiembre y podrán acogerse a ella cerca de 100 mil inmigrantes, según anunció el viernes la vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega.

Los extranjeros que podrán acogerse a ese plan voluntario serán principalmente, según De la Vega, marroquíes, ecuatorianos y colombianos.
La cifra de 100 mil es la que corresponde a los extranjeros no comunitarios registrados como desempleados en España.

Los trabajadores que opten por el retorno recibirán la suma total que les corresponde como prestación del seguro de desempleo por adelantado y en dos tramos.
Percibirán un adelanto del 40% antes de abandonar España, y el resto un mes después de su llegada a su país de origen.
Una vez que se hayan acogido al plan, tendrán que esperar tres años antes de volver a solicitar autorización para vivir y trabajar otra vez en España y, pasados cinco años, “tendrán derecho preferente para volver y formar parte del contingente” de empleo, precisó la vicepresidenta.
El objetivo del plan es favorecer el desarrollo de los países de origen mediante el retorno de personas cualificadas, con experiencia profesional, y que cuenten también con ciertos recursos para continuar trabajando allí, según el Ejecutivo.
España ha recibido en los últimos años un gran número de inmigrantes procedentes principalmente de América Latina, Marruecos y los países de Europa del Este.
Muchos de estos inmigrantes, empleados en el sector de la construcción y en el de servicios, podrían perder sus puestos de trabajo si la crisis económica, ya reconocida por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, no se frena.
La alarma saltó esta semana con la presentación del concurso de acreedores (suspensión de pagos) por Martinsa-Fadesa, una de las principales inmobiliarias del país, que recurrió a esa salida agobiada por las deudas.
La situación de Martinsa-Fadesa fue interpretada como un síntoma de la grave crisis que vive el sector de la construcción, motor en los últimos años de la economía española, y que se teme que esté solo al comienzo de un profundo ajuste.
Las aerolíneas han lanzado el vierne
s también una advertencia de que si continua la crisis y no se adoptan “medidas urgentes y rápidas” puede repetirse la situación de Spanair, que esta semana anunció un plan de viabilidad que contempla el despido de unos 1.100 trabajadores de un total de 3.800.
El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) criticó el Plan de Ayuda al retorno, por considera que da la impresión de que el Gobierno quiere culpar a los inmigrantes de la crisis económica cuando se trata del colectivo que más sufre la actual coyuntura.
La vicepresidenta del Gobierno dijo que la medida es “de carácter permanente y no coyuntural”.
El ministro de Trabajo e Inmigración afirmó recientemente que la iniciativa “debe verse como una oportunidad para el inmigrante y
no como una discriminación”.
En el mismo sentido se pronunció el viernes De la Vega, que definió la medida como “justa y voluntaria, pensada por igual para beneficiar al trabajador, a su país y al nuestro”.
De los 46,06 millones de personas censadas en España al 1 de enero de 2008, más de 5 millones son extranjeros, lo que supone una proporción del 11,3% sobre el total, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas.
Entre los residente de países que no pertenecen a la Unión Europea, los marroquíes son los más numerosos (644.688), junto con los ecuatorianos (420.110) y los colombianos (280.705).
De los pertenecientes a la Unión Europea, ocupan el primer lugar con diferencia los rumanos (728.967), que han llegado en gran cantidad en los últimos años en busca de trabajo.


Visita

Hugo Chávez, presidente de Venezuela, se entrevistará con el Rey Juan Carlos el próximo viernes 25 de julio en Palma de Mallorca y ese mismo día volará a Madrid para reunirse con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero.
Fuentes del Gobierno español confirmaron a Efe la visita del jefe del Estado venezolano a España, en el marco de la gira que iniciará la próxima semana por algunos países europeos .
Será el primer encuentro entre Chávez y el Rey Juan Carlos después del incidente que les enfrentó el año pasado en la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile.
En la jornada de clausura de esa cumbre, cuando Zapatero defendía a su antecesor, José María Aznar, de las críticas de Chávez, el Rey espetó al mandatario venezolano su ya famoso “¿Por qué no te callas?”, por sus continuas interrupciones.
Tras la tensión diplomática surgida a raíz de ese episodio, las relaciones bilaterales volvieron a la normalidad en mayo, cuando Zapatero y Chávez se entrevistaron durante la Cumbre América Latina-Unión Europea (UE) de Lima.
El Gobierno español consideró entonces que la cita suponía “un primer paso para el restablecimiento y la normalización plena” de las relaciones y el propio Chávez aseguró que con ella se retomaba “el camino de las excelentes relaciones” que su país siempre había mantenido con el Ejecutivo español y con el Rey Juan Carlos.

Ver comentarios