Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Escasez de sal en China

Redacción La República [email protected] | Viernes 18 marzo, 2011



Escasez de sal en China

Los compradores chinos vaciaron las estanterías de sal, considerada una defensa contra la exposición a la radiación, en tanto el gobierno intentaba disipar el temor de que la precipitación radiactiva de una planta nuclear japonesa averiada pueda llegar a sus costas.
El Ministerio de Protección Ambiental publicó un gráfico en su sitio en Internet donde se muestra que los niveles de radiación en 41 ciudades, desde Dalian en el nordeste hasta Tíbet en el oeste, se encuentran dentro de los rangos normales.
No deben tomarse tabletas de ioduro de potasio utilizadas para combatir la radiación a menos que el gobierno lo recomiende, dijo el Centro para Control y Prevención de enfermedades en su sitio.
Las acciones de Yunnan Salt Chemical Industry Co. subieron el límite diario de 10% conforme los consumidores acopiaban el mineral. National Salt Industry Corp. de China pidió a sus filiales que contribuyan a reprimir el acopio.
“Yo sólo quería comprar para cocinar, pero fui a seis supermercados y ya no hay sal”, dijo Zou Hemei, un ama de casa de Shangái, en tanto media docena de clientes hacían cola en el supermercado para conseguir el mineral.
“Terminé comprando salsa de soja como reemplazo”.
Los ciudadanos deberían evitar el pánico comprando sal, dijo en un mensaje de texto telefónico ayer la Comisión Municipal de Comercio de Shangái.
China puja por aliviar las preocupaciones de la gente por la salud en tanto la planta nuclear Fukushima Dai-Ichi paralizada en la costa marítima oriental de Japón pierde radiación.
Después del accidente nuclear “lo primero que debe evitarse es el pánico”, dijo el centro de control de enfermedades en un mensaje en su sitio Web fechado el 16 de marzo. “Escuchen radio o televisión y actúen siguiendo las instrucciones del gobierno”.
La sal de mesa no contiene cantidad suficiente del tipo de iodo necesario para impedir que el iodo radiactivo dañe la glándula tiroidea de una persona y no debe tomarse como sustituto de las pastillas de ioduro de potasio.

Pekín