Enviar
Ultimo barco con carga pagada a precios de hace casi un año entrará en mayo
Escalada del arroz impactaría en tres meses

• A partir de junio los precios locales del grano tendrán que adecuarse a los internacionales
• Producción nacional debe reactivarse para disminuir dependencia del mercado foráneo


Israel Aragón
[email protected]

El acelerado incremento en el precio internacional del arroz amenaza con dar un fuerte golpe a los precios del grano en el ámbito nacional a partir de junio.
Desde julio del año pasado, el precio internacional de la tonelada métrica de arroz ha subido más de $100, hasta alcanzar en enero anterior los $385 en el puerto de ingreso.
Los incrementos en el extranjero todavía no han incidido en el mercado local debido a que en julio del año anterior se canceló, con el precio de entonces, el abastecimiento hasta mayo próximo.
La semana anterior desembarcó el penúltimo barco de esa cuota y el último llegará en mayo, después del cual se deberá negociar el grano a los precios actuales del mercado, $100 por encima de lo que cuesta el consumido por los costarricenses en la actualidad, explicó Oscar Campos, presidente de Productores Arroceros.
Un informe de la International Creed Rice Co. Inc. fechado el miércoles 6 de febrero, conocido por la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz) estableció que en enero aumentó más de $15 cada tonelada métrica de arroz en granza.
El alza fue fomentada por la fuerte demanda de importación asiática, sobre todo de Filipinas e Indonesia, según estableció por su parte un reporte del Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollado (CIRAD), con sede en Francia.
Asimismo, la investigación advierte que en 2008 la oferta de exportación podría ser nuevamente limitada, lo que presionaría los precios mundiales.
Con los nuevos valores el precio de una tonelada métrica importada por Conarroz, libre de aranceles y puesta en Caldera, costaría $439. Mientras que si es importada por terceras personas costaría $588, previo pago del 35% de aranceles, según datos de la Unidad de Inteligencia de Mercados de Conarroz.
Por su parte el precio por cada saco de 74 kilos de arroz en granza importado se elevaría a ¢16.139, mientras que su costo actual es ¢14.827, establecido por el Gobierno el pasado 30 de noviembre.
Lo anterior permite prever una importante alza en el precio de la bolsa de arroz, único producto de la canasta básica cuyo valor es regulado por decreto y confiado al Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).
Esta situación ha motivado a que importadores internacionales busquen anticipar sus compras, pero con frecuencia los abastecedores se han negado a vender, lo que impulsa la tendencia alcista, aseguró Campos.
“A partir de junio deberá darse un incremento para que el productor recobre la diferencia y para cubrir los sobreprecios internacionales”, agregó.
Para Campos, los anteriores son motivos de peso para reactivar la producción arrocera en el país. “Se necesitan políticas de Estado que vuelvan a hacer atractiva la producción nacional, que faciliten el acceso al crédito, la asistencia técnica, investigación, infraestructura y una fijación del precio por pa
rte del MEIC acorde con los costos de producción. No pedimos subsidios,
pedimos políticas”, agregó.
Se intentó conocer la posición de Carlos González, presidente de Conarroz, y de Carlos Villalobos, viceministro de Agricultura y representante del Gobierno en la junta directiva de la
Oficina del Arroz, sin embargo, en ambos casos se indicó que no se referirían al tema hasta hoy, en una conferencia de prensa convocada al efecto.
En general los precios de todos los granos básicos han crecido considerablemente en el mundo, impulsados por la subida en el precio del barril de petróleo y el consecuente atractivo de los biocombustibles, que ha llevado a sustituir sembradíos de arroz por granos como el maíz.
Ver comentarios