Esas burbujas en su Coca-Cola podrían ayudar a salvar el planeta
Enviar

Climeworks AG no es la primera compañía en descifrar cómo absorber el dióxido de carbono del aire. Podría llegar a ser la primera en generar ganancias a nivel industrial a partir de este método.

La empresa suiza planea eliminar 1.000 toneladas métricas al año de los gases de efecto invernadero de la atmósfera una vez que su primera planta comercial comience a funcionar este verano boreal cerca de su sede en Zúrich. Eso equivale aproximadamente al mismo nivel de impacto por carbono que tendrían 200 residentes británicos.

"Nuestras filiales actualmente funcionan con un nivel de tecnología bastante bajo", dijo en una entrevista Christoph Gebald, cofundador de Climeworks. "Contamos con cajas de acero con dos aberturas y un ventilador que aspira el aire a través de un filtro. El CO2 se queda en la superficie del material filtrado".

El anhelo de aislar del aire el gas que más daño representa para el clima en un nivel comercial y en una forma económica ha eludido al sector energético durante décadas. La tecnología para tal efecto, conocida como captura y almacenamiento de carbono, se encuentra en el centro de los escenarios de la Agencia Internacional de Energía en los que se evalúan las formas en las que el mundo podría vencer al calentamiento global.

Otras ideas para el mismo fin, como el utilizar rocas para absorber los gases de efecto invernadero, plantar bosques y almacenar carbón en el suelo nunca cobraron fuerza, ya que estas serían muy costosas de implementar, o bien, porque la tecnología necesaria para ello es muy difícil de fabricar en un nivel que pueda tener una incidencia real.

"Es inimaginablemente costoso eliminar el CO2 de la atmósfera y no hay incentivos financieros destinados a cubrir esos costos, ni siquiera mínimamente", dijo Nathan Serota, analista de Bloomberg New Energy Finance.

Las plantas de captura y almacenamiento de carbono durante años han estado trabajando en función de proyectos piloto, y existen algunos más grandes, en los que se usa el gas para mejorar la recuperación de petróleo. Lo que es difícil de hallar, es una forma de generar dinero a partir de la tecnología a gran escala, al tiempo que se previene un mayor daño a la atmósfera.

Climeworks es una de las pocas compañías que podría tener una solución creíble. La empresa logró quedar entre los 11 finalistas del Virgin Earth Challenge de Richard Branson, un concurso que el multimillonario anunció en 2007 y que entregaría US$25 millones a quien pudiera desarrollar la tecnología para eliminar 2.000 millones de toneladas al año de gases de efecto invernadero de la atmósfera. Virgin Group Ltd, propiedad de Branson, aún debe elegir un ganador o pagar el premio.


Gaseosas y carbono

Otros mercados potenciales son las bebidas carbonatadas, los preservantes para alimentos y los hospitales, dijo Gebald. Estos sectores normalmente reciben el suministro de la industria química, que suele obtener sus flujos de dióxido de carbono de los combustibles fósiles.

Climeworks está en conversaciones con "la mayor empresa de bebidas gaseosas del mundo" y espera firmar un acuerdo en el primer semestre del año. The Coca-Cola Company no respondió a solicitudes de comentarios, y Pepsi se negó a dar entrevistas.

La ventaja para los fabricantes de bebidas es que las unidades para filtrar el aire se pueden instalar junto a las fábricas para producir dióxido de carbono en el lugar. Esto podría marcar una diferencia para las plantas de bebidas que se encuentran en islas o en países con un bajo nivel de infraestructura, como es el caso de África, que puede interrumpir la cadena de suministro y subir los precios para el gas de efecto invernadero.

Si bien el dióxido de carbono que Climeworks elimina del aire regresa posteriormente a la atmósfera cuando alguien abre un lata de Coca-Cola, la compañía dice que de igual forma ayuda al planeta, ya que su producto genera la mitad del impacto por carbono que el sector químico.

"Por cada litro de CO2 que sacamos de la atmósfera, los combustibles fósiles pueden continuar en el suelo", dijo Gebald.


Ver comentarios