Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


¿Es alto el impuesto al salario?

| Lunes 13 enero, 2014



¿Es alto el impuesto al salario?

Ahora que estamos en plena discusión sobre la necesidad de una reforma tributaria, surge incesantemente la pregunta de si en Costa Rica pagamos muchos o pocos impuestos. Veamos el caso del impuesto al salario. Se acaban de publicar los nuevos tramos de renta y en nuestro país los salarios hasta ?752.000 están exentos, es decir, aproximadamente $1.500, después hay un tramo al 10% y uno final de 15%. ¿Es alto o es bajo?
Para responder esta pregunta en necesario comparar nuestra situación con la de otros países. Revisando rápidamente la situación de toda Centroamérica, Chile, Argentina, Colombia, Alemania, España y Estados Unidos, resulta que en todo Centroamérica los asalariados pagan mucho más impuesto de renta que nosotros y por ejemplo en Nicaragua, donde el PIB y los salarios son sustancialmente más bajos que en Costa Rica, los asalariados nicaragüenses empiezan a pagar impuesto sobre la renta a partir de aproximadamente $333 y con una tarifa que empieza en 15% y que termina en 30%.
En el polo opuesto, en Estados Unidos los asalariados pagan a partir de los $750 y tienen una tarifa máxima que llega casi al 40%. Incluso se paga menos que en Alemania, cuyo tramo exento es de aproximadamente $914 y con una tarifa máxima del 45%. En muchos de los países se paga con tarifas más altas que la máxima de Costa Rica desde el primer euro recibido, como el caso de España.
Si bien es cierto para ajustar esta comparación rápida sería necesario incluir una serie de filtros adicionales, como por ejemplo serían las deducciones, seguridad social, rentas exentas o irregulares que se permiten en algunos de esos países, en términos generales la conclusión es que Costa Rica tiene una de las imposiciones a los salarios más bajas del mundo, lo que da como consecuencia que casi un 90% de los asalariados de este país no contribuyan en lo absoluto al impuesto sobre la renta.
Esto significa que si se llegara a gravar el aguinaldo, por definición se estaría gravando sólo al 10% de las personas con mejores salarios del país.
La situación se torna aún más extraña si se considera que en Costa Rica, las personas con actividades lucrativas (es decir rentas del trabajo) pagan mucho más que los asalariados o las sociedades y nos hemos acostumbrado a ver este absurdo e injusto sistema con mucha normalidad. Quienes gritan “no más impuestos” primero deberían preguntarse si están en ese 90%. Nuestro sistema tributario necesita cirugía mayor.

abogado tributarista
[email protected]