Enviar
Es más que una bola

La tecnología le ha dado una mano al jugador, hasta con las pelotas de golf

Dinia Vargas
[email protected]lica.net

Las bolas de golf, como es lógico, constituyen uno de los elementos más importantes a la hora de practicar este deporte.
Los jugadores de hoy en día no se
pueden quejar, pues gracias a la tecnología existe gran variedad de modelos en función del tipo de jugadores que la utilicen o las diferentes circunstancias; así también se puede encontrar diversidad de precios.
Actualmente, las bolas de golf modernas constan de un núcleo de cordón de goma enrollado, para darles elasticidad, y de una capa exterior de plástico. Mientras, que en la superficie, como es evidente, tiene unos pequeños hoyuelos, distribuidos regularmente para proporcionarle estabilidad durante el vuelo.
Entre las características de una bola, reglamentariamente se establece que el peso no puede ser superior a 45,93 gramos, aunque está permitido cualquier peso inferior. Asimismo no puede tener un diámetro inferior a 6,55 cm.
Los factores que más comúnmente influyen a la hora de seleccionar una bola para jugar es el número de capas y la compresión.
En cuanto a la compresión, solo un gran jugador puede notar la diferencia entre una bola de compresión 90 ó 100.
El jugador de handicap bajo y los profesionales saben que cuanto más fuerte le peguen a la bola más la comprimirán y distorsionarán en el impacto, así que para evitar esto necesitan que sean de mayor compresión.
Mientras que el resto de los jugadores (medios y altos) no tienen por qué preocuparse de la compresión, pero si tienen que escoger, es mejor quedarse con la de 90.
En cuanto a las capas, se pueden encontrar bolas de una, dos, tres o varias capas (multicapa).
Normalmente, las de una sola capa son las que se utilizan en los campos de entrenamientos. Ya las de dos capas son las más utiliza
das, especialmente por los jugadores aficionados, debido que generan más duración y una mayor distancia. Estas bolas son un poco más duras y generan escaso spin.
Por su parte, las de tres capas buscan proporcionar al jugador mayor sensación y spin, sin embargo, son menos resistentes a los impactos y cortes.
Y por último está la opción de las bolas multicapas (multilayer) que intentan combinar la duración, la sensación y la distancia.
Igualmente hay muchas marcas que ya tienen cierto renombre o tradición. Por ejemplo, la Pinnacle que son bolas duras y se utilizan para campeonatos de long driver, o también están las Pro Vi de Tietleist que son las que más usan los jugadores profesionales.

Consulta: www.webdelgolf.com y www.fueradelimites.com


Ver comentarios