Logo La República

Jueves, 15 de abril de 2021



ESPECIAL DÍA DE LA MUJER 2021


Equidad: la nueva forma de liderar

Redacción La República [email protected] | Lunes 08 marzo, 2021

Kristine Matheson
Kristine Matheson, Country Manager de Mastercard para Costa Rica, Honduras y Nicaragua. Cortesía/La República


Kristine Matheson

Country Manager de Mastercard para Costa Rica, Honduras y Nicaragua.


Cuando se le consulta acerca de sus orígenes, Kristine Matheson se considera “una ciudadana del mundo”. De padres europeos, Kristine nació en Nicaragua, país que tuvo que dejar con el inicio de la revolución sandinista. Desde entonces, ha tenido la oportunidad de vivir en cinco países distintos. “Empezando por lo más importante, soy esposa y madre de dos maravillosos niños, Isabella y Nicolás. Me considero una persona internacional y me cuesta mucho dar una respuesta concreta cuando me consultan de dónde soy, ya que he tenido muchos hogares. Vivir esa experiencia nómada me formó mucho en lo que soy: una mujer con facilidad para adaptarse a las circunstancias, abierta y determinada”, afirma la Gerente de País de Mastercard para Costa Rica, Nicaragua y Honduras.

Consciente de las responsabilidades y presiones que conlleva dirigir una compañía líder en el sector de pagos digitales para tres países, Kristine asegura sentirse feliz con este nuevo rol. “Yo estudié Mercadeo en Oxford Brookes University, en Inglaterra, y posteriormente regresé a Costa Rica, en donde empecé una carrera profesional que me ha llevado a trabajar en varias empresas transancionales”. En 2014, Kristine se integró a Mastercard como Directora de Mercadeo para Centroamérica. “En ese tiempo apenas estábamos armando la oficina regional para América Central. Esa experiencia de empezar de cero a conformar un equipo de trabajo me encantó, porque me sentía en un start up con todo el apoyo y respaldo de una marca líder en la industria, así que fue como tener lo mejor de ambos mundos. Gracias a esa experiencia. tuve la oportunidad de explorar diferentes áreas del negocio”, agrega.

En sus siete años con Mastercard, Kristine también tuvo un paso como vicepresidenta de Productos e Innovación para México y Centroamérica, puesto que desempeñó previo a asumir la dirección general de Costa Rica, Honduras y Nicaragua en junio del 2020. Su trayectoria por la compañía la llevó nuevamente a cambiar su residencia pasando de vivir en México, a regresar a Costa Rica.

¿Pero qué significó para Kristine llegar a un puesto de liderazgo de tal relevancia en la región? Ella cuenta que esto no es algo que sucedió de la noche a la mañana, sino que la conversación para convertirse en Gerente de País tomó varios años. “Luego de mi paso por el área de Mercadeo, me invitaron a salirme de lo que yo conocía mejor y asumir nuevos retos. Fue así como terminé en México en un departamento totalmente diferente, y, de la misma manera, fue como posteriormente asumí el reto de tomar una posición como Country Manager”, explicó Kristine.

Para Kristine, es fundamental promover un ambiente equitativo dentro de la compañía. “Creo fielmente en los valores de inclusividad y equidad de Mastercard, no sólo con las mujeres, sino con todo aquel que por algún motivo pueda creer que está en una posición desfavorable con respecto a otro colega. En Mastercard nos aseguramos de otorgar las mismas oportunidades a todas las personas, sin distinción de género, raza, credo, edad o discapacidad; ya sea para opciones laborales, remuneraciones, flexibilidad laboral o asistencia en algún área específica en la que requiera nuestra ayuda” afirmó la directora.

Como líder en el ambiente corporativo de la región, Kristine sabe de su responsabilidad con otras personas que aspiran a una carrera profesional como la de ella. Al ser consultada acerca de una recomendación que pueda darle a alguien más, ella afirma tener varios mensajes clave. “Lo primero es que pidan las cosas, ya sea una promoción, un nuevo puesto, un aumento de sueldo o mayor flexibilidad de horario. No importa quién seamos o el puesto que ocupemos, si no pedimos lo que queremos básicamente estamos esperando a que la otra persona nos lea la mente. Lo segundo, tomar riesgos. Nadie nunca está 100% listo, debemos hacer lo que podemos con lo que tenemos. Por último, diría que una de las cosas más influyentes en mi carrera profesional ha sido el ambiente por el que me he rodeado. Es fundamental hacer un esfuerzo activo por rodearse de personas que nos empujen más allá de nuestras capacidades actuales. Mastercard y su política de diversidad, ha sido el espacio perfecto para lograr lo anterior. “Nuestra cultura de inclusión hace que seamos una empresa con empleados capacitados, quienes utilizan su diversidad de pensamientos, experiencia y trayectoria para hacer progresar la innovación y las contribuciones de Mastercard a la sociedad” finalizó Matheson.





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.