Entre Costuras, la pyme que saca lo mejor de La Carpio
El equipo de Entre Costuras quiere motivar a otras comunidades vulnerables para que desarrollen su cultura emprendedora. Esteban Monge/La República
Enviar

Entre Costuras es un proyecto liderado por varias mujeres de La Carpio que sacan lo mejor de esta zona del país, para integrarla mejor social y económicamente.



La pequeña empresa confecciona bolsos, carteras, estuches para computadora, loncheras, cosmetiqueras, todo con piezas únicas de vinil, por lo que no hay dos productos iguales.

Es el primer emprendimiento social productivo del Sistema Integral de Formación Artística para la Inclusión Social (Sifais), que nació hace varios años en Cueva de Luz, un espacio en el que más de 100 voluntarios trabajan en diversos proyectos para los habitantes de esa barriada.

La idea del negocio surgió cuando Marisol Quezada, una vecina del lugar, comenzó a enseñar técnicas de costura a otras mujeres. Poco después se sumó un empresario pensionado que consiguió máquinas industriales, mesas de corte y materias primas, entre otros elementos para dar forma al taller de costura y al proyecto.

Hoy, más de diez personas conforman el equipo de trabajo y se encargan no solo de la confección, sino de otras tareas como promoción y contacto con compradores.

“Nuestra aspiración es que cada vecino pueda ser propietario, como una especie de franquicia social que respalde la capacitación, la producción justa, la calidad de proyectos de probado impacto comunitario como Cueva de Luz. También deseamos abrir mercado para la elaboración de vestuarios para las competiciones y presentaciones de colegios y academias de danza, así como la producción de piezas de diseñadores nacionales”, dijo Carolina Meza, coordinadora de comunicación de Sifais.

Los precios oscilan entre los ¢5 mil y ¢15 mil; los ingresos se distribuyen un 60% para las empresarias y el resto le corresponde a la fundación, que utiliza esos recursos para desarrollar sus programas.

Algunas tiendas de diseño y ferias de emprendedores como El Mercadito les han abierto las puertas a estas empresarias para que ofrezcan sus creaciones.

“Todos los productos de Entre Costuras están confeccionados de forma artesanal por mujeres cuyas alternativas de ocupación son sumamente limitadas; como fundación sin fines de lucro, promovemos la inclusión social multivía entre vecinos y visitantes de zonas marginales, a través de la enseñanza y aprendizaje de destrezas impartidas por voluntarios, y la interacción cercana entre personas de muy distintas procedencias y situaciones”, agregó Meza.

Además de este proyecto, la fundación promueve más de 125 talleres, para transformar una de las zonas más vulnerables de Costa Rica en un centro de integración y cultura.

La conformación de una orquesta sinfónica, formación de atletas para competencias de judo y programas de música y arte, son algunas de esas iniciativas.

A mediano plazo, Sifais buscará que participantes del proyecto Entre Costuras adquieran de forma financiada una máquina de coser industrial, y que desde su casa puedan poner su propio emprendimiento productivo.

Sobre el proyecto

Concepto Productos de costura
Representante Fundación Sifais
Sede La Carpio
Facebook Entre Costuras Costa Rica
Contacto 2290-5690 / [email protected]


Ver comentarios