Enviar

Muchas empresas son ya un ejemplo del camino a seguir y han demostrado cómo las inversiones para el nuevo modelo de gestión y producción verde las benefician

Entrar a la nueva corriente de vida

Cada paso adelante que se da en materia ambiental es importante. Es de la suma de estas acciones que se generará la corriente que mueva a todo el país hacia el cuidado de las riquezas naturales y hacia la sostenibilidad. Es por eso necesario destacarlas cada vez.
En esta ocasión se trata de empresas, que al igual que lo hicieron algunas playas la semana pasada, han obtenido la Bandera Azul Ecológica por su trabajo a favor del ambiente.
Mapache Rent a Car y Hotel y Club Punta Leona han desarrollado acciones que les valieron para recibir el galardón. Un estímulo que debe impulsarlas a continuar y ampliar el marco de prácticas de la mano con la naturaleza, y debe constituirlas en ejemplo para otras, que quizás aún no han ingresado a la nueva tendencia.
El movimiento mundial que hoy se dirige hacia una producción y un consumo que no agote los recursos naturales indispensables para la vida, es una gran oportunidad para Costa Rica que se ha posicionado ya con una imagen verde.
Aunque aquí las acciones en este sentido son aún incipientes, se debe subrayar cada logro. Muchas empresas son ya un ejemplo del camino a seguir y han demostrado cómo las inversiones para el nuevo modelo de gestión y producción verde las benefician.
En el caso del turismo, quienes se promocionan como verdes son los sitios preferidos por visitantes que se fijan en este gran detalle al seleccionar sus destinos. Son personas que viven esta cultura en sus países y agradecen encontrarla en sus vacaciones.
Es el paso a una cultura que al mismo tiempo que permita disfrutar de una alta calidad de vida enseñe a hacerlo sin deterioro de los bienes indispensables para esa vida. Son conceptos que lejos de entrar en contradicción se complementan. Por ejemplo, si producimos y consumimos productos orgánicos tendremos mejor salud y cuidaremos la tierra al no cargarla con químicos contaminantes. Esto es lo que buscan los turistas ecológicos en las mesas de los restaurantes. Corresponde a estos implementarlo y ofrecerlo.
La gama de posibilidades es muy extensa para ingresar a la nueva corriente ambiental. Por ahora, no importa por cual puerta se accede, lo importante es no quedarse fuera.
Ver comentarios