Enfrentados Europa y Rusia por Chipre
El presidente de la CE, José Manuel Durao Barrosa se mostró preocupado por Chipre, y el primer ministro ruso Dimitri Medvédev espera que no confisquen fondos rusos. AFP/La República
Enviar

Si esto es posible en Chipre, por qué no será posible en España, en Italia o en otros países donde hay problemas con las finanzas. Mañana allí pueden comenzar a confiscar los depósitos


Enfrentados Europa y Rusia por Chipre

Las tensiones por la crisis de Chipre enturbiaron ayer la reunión entre la UE y Rusia, que tachó de "completo absurdo" el plan para rescatar a la isla mediterránea y reclamó al Eurogrupo que escuche a Moscú en la búsqueda de solución al problema de la deuda chipriota.
Medvédev, que comparó la actuación de la Comisión Europea y el Gobierno chipriota con los movimientos de un "elefante en una cacharrería", se mostró esperanzado en que la solución final a la crisis no incluya una confiscación de fondos al estilo soviético que deteriore las relaciones entre Moscú y Bruselas.
Al respecto, Medvédev pidió a la UE voz para Rusia en cualquier decisión sobre el problema de la deuda de Chipre.
"El Eurogrupo debería contar con todas las partes interesadas, incluida Rusia, a la hora de elaborar un plan de arreglo para Chipre", aseveró.
Y advirtió de que la inestabilidad del sistema bancario chipriota ofrece a Rusia motivos para pensar en reducir sus reservas de divisas en euros, que ascienden a un 41-42% del total.
"Si esto es posible en Chipre, por qué no será posible en España, en Italia o en otros países donde hay problemas con las finanzas. Mañana allí pueden comenzar a confiscar los depósitos. Eso da razones para pensar", apuntó.
Ambas partes entre ayer y hoy han abordado asuntos que enfrentan desde hace años -energía y visados-, pero Nicosia tenía otros planes y la agenda bilateral pasó a un segundo plano, al menos en las comparecencias públicas.
"Estoy muy preocupado con los últimos acontecimientos en Chipre, en particular por las consecuencias para los ciudadanos de Chipre", afirmó el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso.
El dirigente comunitario aseguró que "esas consecuencias son resultado de un sistema financiero insostenible que es básicamente ocho veces más grande que el Producto Interior Bruto de ese país, un sistema que sin duda alguna tiene que adaptarse".
A su vez, intentó justificar el hecho de que Bruselas no informara con antelación a Moscú de las condiciones del rescate a Chipre porque fue un acuerdo alcanzado a última hora en la reunión entre el Eurogrupo y Nicosia.
Y es que Rusia acusa a los Veintisiete de ignorar el acuerdo mutuo de coordinar sus acciones en relación con Chipre, tras lo que Moscú ha amenazado con replantearse la reestructuración de la deuda del país insular y denunciar el acuerdo sobre doble imposición.
Medvédev se congratuló durante una jornada empresarial que Nicosia decidiera definitivamente renunciar a imponer un gravamen en los depósitos privados de la isla bajo presiones de Bruselas.

Moscú/EFE

Ver comentarios