Enviar
¡Enfermo!, ¿debo ausentarme del trabajo?
Quedarse en casa puede tener su justificación por varios malestares, pero lo que realmente su jefe medirá es con cuánta frecuencia lo hace

Melissa González
[email protected]

Amanecer con síntomas de gripe es una de las razones para que usted llame a su trabajo y mejor se tome el día en casa.
Aunque tal vez el año anterior no era un motivo convincente, ahora con el virus A H1N1, ha cambiado la perspectiva.
Sin embargo, existen otras dolencias que según un reciente artículo publicado por el sitio yahoo.com son motivos para justificar un día menos de trabajo.
Para algunos empleados es difícil y prefieren ir a trabajar enfermos, sin embargo, para otros ausentarse es algo que hacen con frecuencia.
Esto es precisamente lo que los jefes toman en cuenta a la hora de recibir este tipo de llamadas.
“Se valora el grado de compromiso de la persona hacia el trabajo; si lo hace constantemente, el jefe incluso podría no darle permiso o comenzar a aplicar medidas disciplinarias”, comentó Marisol Fernández, gerente de Recursos Humanos de APL.
Lo primero que se recomienda es conversar con el empleado sobre la situación, y pueden llegar incluso a acuerdos para reponer el tiempo.
Si es algo recurrente, lo conveniente es ser claro y comunicarle que está afectando al equipo, los resultados y las metas del departamento, y decir que ya no se le darán más permisos.


Tome nota

Estas son algunas razones que justifican faltar un día a su trabajo:

1. Si se siente realmente enfermo con dolor de garganta y estornudos; los especialistas dicen que las primeras horas o días de un virus tienden a ser las más contagiosas, por eso evite contagiar a sus compañeros.

2. Si está tomando medicamentos que dañen su habilidad de hacer un buen trabajo, ya sea una simple medicina para la gripe o un medicamento bajo prescripción, si lo hacen sentir como un cadete en el espacio es mejor que se quede en casa.

3. Si tiene una infección nasal. Expertos dicen que puede causar secreción de color verde o amarilla, así como dolor de mandíbula, dolor facial, de cabeza, por eso lo mejor es quedarse en casa o salir solamente para ir al doctor.

4. Otro mal que no debe llevar nunca al trabajo es la conjuntivitis, que puede ser de varios tipos, algunas se curan en un periodo de 24 a 48 horas, pero también está la bacteriana que requiere antibióticos. Cualquiera que sea el caso es extremadamente contagiosa.

5. Tal vez llamar por un dolor de espalda no sea lo más común, pero los expertos aseguran que estar sentado todo el día frente al escritorio puede agravar el problema, por eso es mejor que evalúe cuán fuerte es ese dolor.

Fuente: shine.yahoo.com


Maurizio Gallo
Propietario del Restaurante bell’italia

“Considero que es relativo, ya que tiene mucho que ver con la persona, si se trata de un empleado que nunca falta y me llama y me dice que está resfriado, por ejemplo, se puede justificar, pero hay personas que llaman simplemente porque tienen pereza de ir a trabajar”.


Yojana Hidalgo
Directora de Talento Humano
Western Union

“Hay muchos factores, están desde los que vienen con 40 de calentura y hay que mandarlos para la casa, y a los que les duele la nariz y faltan. Lo más importante es llamar al supervisor directo para dar aviso, también se mide el desempeño y se investiga si tiene una enfermedad crónica, se debe preguntar al empleado sobre sus ausencias y si la compañía le puede ayudar. Se levanta una alerta cuando la persona falta mensualmente hasta tres veces”.




Marisol Fernández

Gerente de Recursos Humanos de APL

“Un factor importante es que la persona llame lo antes posible, ya sea al jefe o al encargado de recursos humanos, así da oportunidad de poner en marcha un plan de contingencia, de lo contrario queda una incertidumbre y quita tiempo para contrarrestar la falta en el equipo”.
Ver comentarios