Enviar
Enfado social se agudiza en Chile

Numerosas organizaciones llamaron a movilización nacional

Santiago de Chile
EFE


La movilización nacional convocada para hoy en Chile por numerosas organizaciones causa preocupación en un país donde es notorio el enfado por las desigualdades sociales y la rudeza del sistema económico.
La movilización, que supondrá la paralización de gran parte de la actividad en Santiago debido a las dificultades de transporte y el riesgo de acciones violentas, está convocada por organizaciones como la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que espera la respuesta de más de medio millón de manifestantes.
El sector empresarial ha pedido al gobierno “mano dura” contra las protestas y, a su vez, el Ejecutivo oscila entre la crítica a la “mano estrecha” de los empresarios, la aceptación de las reivindicaciones sociales y la advertencia a los manifestantes de que no permitirá desórdenes públicos.
La convocatoria se produce en momentos en que incluso la Iglesia Católica de Chile, tradicionalmente sesgada hacia el sector empresarial desde los años 90, lanzó la idea de un “salario ético” ante el mínimo aumento que la CUT se negó a admitir.
Este salario mínimo, en negociaciones exclusivas entre el gobierno y el empresariado, recientemente pasó de 135 mil pesos (unos $260) a 144 mil, unos $17 más.
En Chile, la renta per cápita alcanzó en 2006 los $12.983 (medidos en paridad de poder adquisitivo), lo que, comparada con el salario mínimo, da idea de la mala distribución del ingreso.
El malestar social se ha agravado con la puesta en marcha, este año, de un servicio de transporte urbano en Santiago en el que ha primado la búsqueda de lucro empresarial y que ha perjudicado a la mayoría de la población.
La presidenta socialista Michelle Bachelet ha afirmado que ella y su gobierno de la Concertación (coalición progresista que incluye a Democracia Cristiana) comparten las quejas ciudadanas, pero que las reclamaciones se deben manejar en negociaciones y no en manifestaciones.
Ver comentarios