Energía solar se duplicará este año en EE.UU.
En 2016, las compañías solares sumarán 16 gigavatios de paneles en Estados Unidos, en comparación con 7,3 gigavatios en 2015. Bloomberg/La República
Enviar

 Se prevé que las instalaciones solares estadounidenses aumentarán más del doble este año, gracias a los precios de los equipos en baja y los créditos fiscales federales.
En 2016, las compañías solares sumarán 16 gigavatios de paneles en los Estados Unidos, en comparación con 7,3 gigavatios en 2015, según un trabajo de investigación publicado este miércoles por la Solar Energy Industries Association, un grupo del sector con sede en Washington.


La energía solar ya creció diez veces en los últimos cinco años en Estados Unidos, representando en la actualidad el 1% de la electricidad del país, según la SEIA. El grupo prevé que la luz del sol generará el 3,5% de la electricidad del país en 2020.
“Es verdaderamente un gran momento para el sector”, dijo Justin Baca, vicepresidente de mercados e investigación del grupo. “La energía solar constituye un aporte importante”.
Una de las razones fundamentales por las que la energía solar está en pleno auge es el costo de los paneles, que cayó un 67% desde 2010, según la SEIA.
En los meses previos a 2016, las compañías programaron cantidades récord de proyectos para aprovechar un crédito fiscal federal del 30% cuyo vencimiento se había establecido a fin de año.
El Congreso votó en diciembre a favor de extender el programa hasta fines de 2021.
Los grandes proyectos a nivel de empresas de electricidad representarán aproximadamente un 75% de las instalaciones nuevas este año, sumando 12 gigavatios, según el estudio que fue realizado por GTM Research con sede en Boston.
Esto representa casi el triple de los 4,2 gigavatios sumados en 2015. Los instaladores residenciales agregarán 2,8 gigavatios, en comparación con 2,1 gigavatios el año pasado.
La energía solar es una energía renovable, obtenida a partir del aprovechamiento de la radiación electromagnética procedente del Sol.
La radiación solar que alcanza la Tierra ha sido aprovechada por el ser humano desde la Antigüedad, mediante diferentes tecnologías que han ido evolucionando. En la actualidad, el calor y la luz del Sol puede aprovecharse por medio de diversos captadores como células fotovoltaicas, heliostatos o colectores térmicos, pudiendo transformarse en energía eléctrica o térmica.
Es una de las llamadas energías renovables o energías limpias, que podrían ayudar a resolver algunos de los problemas más urgentes que afronta la humanidad.
Las diferentes tecnologías solares se pueden clasificar en pasivas o activas según cómo capturan, convierten y distribuyen la energía solar.
Las tecnologías activas incluyen el uso de paneles fotovoltaicos y colectores solar térmicos para recolectar la energía.
Entre las técnicas pasivas, se encuentran diferentes técnicas enmarcadas en la arquitectura bioclimática: la orientación de los edificios al Sol, la selección de materiales con una masa térmica favorable o que tengan propiedades para la dispersión de luz, así como el diseño de espacios mediante ventilación natural.


 

 


Ver comentarios