Enviar
Viernes 31 Octubre, 2008

Energía renovable a pequeña escala en Costa Rica


¿Por qué tan infrecuente, por qué es ignorada? Existe un enorme abismo en las políticas de nuestro gobierno referentes a energía renovable. Mientras que los precios tocan el cielo, se dan déficits en la producción de energía, y la población crece; las leyes y las políticas de distribución de energía básicamente prohíben o penalizan a los consumidores que desean instalar paneles solares o turbinas eólicas para aprovechar los increíbles recursos de nuestra nación para la generación renovable.
La recientemente propuesta Ley General de Electricidad contiene provisiones que mejorarían significativamente el clima de la generación renovable a pequeña escala. Desafortunadamente, estas son un diminuto aunque muy importante fragmento de una pieza de legislación compleja y controversial, cuyo propósito principal es reformar completamente el mercado eléctrico.
Existe un acuerdo total en la importancia de la promoción de la energía renovable, pero estas provisiones no tienen oportunidad de ser aprobadas en un corto plazo si se encuentran dentro de la propuesta general de la ley. Necesitamos que nuestros líderes y legisladores las separen y les den alta prioridad para que sean aprobadas por la Asamblea durante el próximo año. De otra forma, tendríamos un país comprometido a ser carbono neutral, ignorando, los medios más rápidos, fáciles, y económicos para resolver el déficit en la producción y los incrementos en los precios.
Países como Estados Unidos (44 estados), Alemania, Suecia, Suiza, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Tailandia, etc. promueven exitosamente la generación de energía a pequeña escala aplicando políticas que les permiten a los clientes residenciales, comerciales, y agrícolas producir total o parcialmente su energía e incluso exportar el exceso de producción a la red eléctrica.
Frecuentemente los excesos se exportan durante las horas pico, fortaleciendo la red cuando de otra forma, se utilizarían combustibles fósiles para satisfacer la demanda. Tailandia es un excelente ejemplo para nosotros por ser una nación en vías de desarrollo, con un boom en turismo, gran demanda eléctrica, pero sin fondos para financiar grandes plantas productoras de energía, y con su población nativa vehementemente opuesta a perder más ríos y tierras para proyectos hidroeléctricos.
Una pieza clave de su solución fue la estimulación de la generación distribuida a pequeña y gran escala mediante leyes que promovían una eficiente conexión a la red, la posibilidad de utilizar medición neta y la exoneración de impuestos para importar y comprar equipos de energía renovable.
¿Por qué Costa Rica, que está tan comprometida con el ambiente ignora, o más bien, penaliza a aquellos que invierten en sistemas de producción de energía renovable para sus casas, negocios, fincas, e industrias? Es tiempo de que una legislación que promueva la producción de energía renovable sea aprobada.

Jim Ryan
Presidente ASI Power & Telemetry S.A.