Enviar

Volcanes de los parques nacionales dotarían de electricidad limpia y barata a 2 millones de personas
Energía geotérmica es crucial

• Costo de kilovatio geotérmico es diez veces menor que el del producido con combustible, y menos contaminante
• Conservacionistas adversan el plan por eventual daño en los parques nacionales


Danny Canales
[email protected]

El aprovechamiento del gran potencial de energía geotérmica que tiene el territorio nacional sería crucial para el abastecimiento de la población por muchos años.
Se estima que con los 865 megavatios que podrían producirse a base del vapor que emana del interior de la tierra alcanzaría para atender una población de 2 millones de personas.
Ese potencial es el equivalente al 40% de la capacidad actual del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y las demás empresas energéticas.
Sin embargo, hasta el momento solo se producen 163 megavatios geotérmicos, lo que representa un 19% de lo que se puede explotar. Si se lograra convertir en electricidad las fuentes de vapor existentes se superaría con creces la escasez energética que se enfrenta actualmente, que anda por el orden de los 200 megavatios.
La poca utilización de ese recurso natural se debe a que los principales yacimientos de vapor se encuentran en las cordilleras Volcánica Central y de Guanacaste, las cuales constituyen zonas protegidas.
Para explotar el potencial de energía geotérmica existente, se debe eliminar la restricción que tiene el ICE para disponer de los recursos naturales de los parques nacionales.
Apar
te de suministrar energía suficiente para abastecer el país por una década, la energía producida por el vapor de la tierra es más barata y menos contaminante, un kilovatio producido con energía térmica cuesta diez veces menos que uno generado a base de derivados del crudo como diésel.
En cuanto a la contaminación, la comparación entre ambas tecnologías es aún mayor, ya que mientras un megavatio de energía de vapor produce 59 kilogramos de carbono, la misma cantidad de energía a base de petróleo genera 1.000 kilogramos.
Por su parte, la energía hidroeléctrica tampoco contamina mucho; no obstante, es necesario construir grandes represas, cuyos embalses cambian bastante las condiciones ambientales.
Otra ventaja de la geotermia consiste en que se produce durante los 365 días del año, lo cual hace muy rentable esa tecnología si se compara con otras que funcionan solo en algunas épocas del año.
Al balancear los beneficios que genera la geotermia al país co
n los daños que podría producirle al ambiente, una amplia mayoría de los diputados está a favor de eliminar las trabas que tiene el ICE para explorar las fuentes de energía de los parques nacionales.
Así se manifestaron las bancadas de Liberación Nacional, Acción Ciudadana, Unidad Social Cristiana y Movimiento Libertario, igual que los diputados independientes.
Pero también algunos sectores conservacionistas adversan el plan, porque consideran dañino para el ambiente la explotación de los parques nacionales.
Es cierto que las plantas geotérmicas emiten dióxido de carbono, entre otros gases, además las aguas subterráneas que suben de las fuentes podrían contener pequeñas cantidades de metales peligrosos, como mercurio y arsénico; sin embargo, los niveles de los gases son apenas el 5% de las emisiones de las plantas que q
ueman el petróleo, además, una moderna instalación geotérmica con adecuados controles puede reintegrar esos vapores, así como al agua usada, en la tierra, de modo que el impacto ambiental es esencialmente nulo, según expertos internacionales.
De hecho, aproximadamente el 12% de la energía producida en Europa es g
eotérmica, en comparación con tan solo el 0,1% en Latinoamérica, según Rejkavik Energy Invest de Islandia, país líder en este ramo.
Sobre las dudas, tanto en la Asamblea Legislativa como en el ICE defienden que la propuesta para aprovechar los recursos naturales de los parques nacionales solo incluye al Instituto estatal.
Asimismo defienden que el impacto al ambiente que producen los proyectos geotérmicos es poco y puede ser resarcido en un gran porcentaje en el transcurso de los
años.
“No podemos negar que hay un impacto porque hay que construir infraestructura en los parques, pero por ejemplo, las zonas donde se construyen los conductos es reforestada”, afirmó Alfredo Mainieri, director del departamento de Recursos Geotérmicos del ICE.
Actualmente solo el proyecto geotérmico Miravalles, en las afueras del parque nacional con el mismo nombre, funciona en el país y es el que produce los 163 megavatios de potencia. Consiste en un conjunto de cinco plantas construidas entre 1994 y 2003.
Adicionalmente está en construcción Pailas, que es la segunda planta eléctrica que trabaja con vapor, la cual se edifica en los alrededores del volcán Rincón de la Vieja en Guanacaste y tendrá una potencia de 35 megavatios adicionales.


 



Ver comentarios